ALERTAS | Noticias | 23 AGO 2012

Las grandes emisoras de tarjetas de pago de Estados Unidos se unen para la migración al sistema EMV

Europay, MasterCard y Visa han formado el Foro de Migración EMV para dirigir la actualización del sistema de tarjetas de pago estadounidense hacia el sistema EMV, basado en tarjetas con microchip, y reducir así el fraude.
IDG.es

Estados Unidos planea introducir tarjetas de pago con microchip en 2015 para reducir el fraude. Por ello, las principales entidades de pagos con tarjeta han formado el Foro de Migración EMV (Europay, MasterCard, Visa), que coordinará esfuerzos para permitir que el sistema de pago con tarjetas de Estados Unidos se acomode a las tarjetas EMV, desplegadas ampliamente en Europa y otras partes del mundo.

El grupo pretende trabajar al menos durante los próximos tres años, hasta que los comerciantes, emisores, procesadores y clientes de tarjetas hayan migrado, en su mayoría, a EMV en torno a 2015, explicó el foro.

Las tarjetas de pagos EMV contienen un microchip con capacidades criptográficas avanzadas que se utilizan para autenticar una transacción con lo sistemas de back-end de los bancos. Las transacciones se autorizan después de que un cliente introduzca un PIN. Hasta ahora, el microchip había sido menos vulnerable a fraudes, si bien investigadores de seguridad de la Universidad de Cambridge ya han detectado fallos con el sistema utilizando configuraciones académicas y desarrollado ataques especializados.

Las tarjetas con microchip reemplazarán a las tarjetas de banda magnética, que son copiadas fácilmente para crear tarjetas falsas.

Aunque la mayoría de los países europeos han adoptado EMV, aún no pueden deshacerse de las transacciones por banda magnética porque EMV todavía no se ha desplegado en Estados Unidos, y hacerlo dificultaría a los usuarios viajar a y desde Estados Unidos usando sus tarjetas.

Las compañías de tarjetas como Visa y MasterCard han encabezado el cambio hacia EMV en Europa, migración tarjetas EMVinstando a los retailers a actualizar sus terminales de punto de venta con la amenaza de fraude si solo procesan transacciones con banda magnética.

La transición a EMV es una ardua tarea: se deben sustituir los terminales de pago, las tarjetas de pago EMV se tienen que emitir para los clientes y los cajeros necesitan actualizaciones de hardware y software. Esos cambios, solo un ejemplo de los cambios necesarios en sistemas complicados, son caros y lentos.

Australia, un país con 22 millones de habitantes y cuatro grandes bancos, empezó a planificar la migración a EMV en 2007. Aún este año, la mayoría de las transacciones se siguen haciendo con tarjetas de banda magnética por el lento despliegue de las tarjetas de pago con chips. El país confía en que para 2015, la mayoría del territorio utilice EMV.

El EMV Migration Forum de Estados Unidos celebrará su primer encuentro los días 12 y 13 de septiembre en la sede de MasterCard, en Purchase (Nueva York).

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información