ALERTAS | Noticias | 27 MAR 2012

Los operadores de EEUU se unen para luchar contra las botnets

La Comisión Federal de Comercio (FCC) de Estados Unidos ha anunciado un compromiso de los principales proveedores de servicios de Internet (ISP) del país para luchar contra las botnets. De esta forma, los ISP se comprometen a analizar los ordenadores que puedan estar afectados, a compartir la información para ayudar a la desactivación de las redes controladas y a prestar asesoramiento a los clientes.
Antonio R. García

Las botnets o redes de ordenadores controlados se están convirtiendo en un problema cada vez más complejo. Los cibercriminales secuestran los equipos de los usuarios y consiguen crear redes de gran tamaño capaces de lanzar potentes ataques o grandes campañas de malware y spam. Estas redes se alquila, permitiendo obtener beneficios económicos a los responsables, y su utilización puede inutilizar servicios de todo tipo. Ante estos elevados riesgos, la lucha contra las botnets se ha convertido en una prioridad.

Empresas como Microsoft llevan años participando en una encarnizada batalla por localizar y desactivar este tipo de redes zombis. Los de Redmond han conseguido algunas victorias, pero es necesaria la colaboración de más actores para poder disponer de sistemas más efectivos en la lucha contra estos sistemas.

La industria de Internet es consciente de esta necesidad y en Estados Unidos han decidido actuar para aumentar sus posibilidades de éxito. The Huffington Post confirma que la Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos ha conseguido que los principales proveedores de servicios de Internet del país firmen un acuerdo de colaboración para luchar contra las botnets.

redes Compañías como Comcast, Sprint o AT&T se han comprometido a colaborar con el resto de ISP para luchar contra las redes de ordenadores zombis. Con este acuerdo, las empresas controlarán que los equipos de los usuarios de sus redes no estén afectados por botnets. En caso de que sí lo estén, se procederá a un análisis de dicha red, con el objetivo de recolectar datos para ayudar a su desactivación. La información se compartirá para hacer más efectiva la lucha y además se asesorará a los usuarios afectados para que puedan liberar sus equipos de las botnets.

Teniendo en cuenta que cada mes se suman 4 millones de equipos a las redes botnets, la persecución de este tipo de sistemas es una necesidad. Este acuerdo en Estados Unidos promete ser un paso más para conseguir una lucha más directa contra las botnets.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información