CIBERCRIMEN | Noticias | 02 JUL 2015

EE.UU. espió las conversaciones de 69 altos cargos de Alemania, según WikiLeaks

WikiLeaks acaba de filtrar que durante 20 años, la NSA de Estados Unidos ha estado espiando a altos cargos de Alemania. Una conversación de Ángela Merkel, canciller de Alemania, con su asistente personal, desvela que en 2011 ya dudaba de que Grecia fuera a pagar el rescate.
NSA sede
Bárbara Madariaga

Tras conocerse que la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos (NSA) espió a los presidentes franceses Jacques Chirac, Nicolás Sarkozy y François Hollande, WikiLeaks acaba de desvelar que el espionaje se extendió a Alemania.

Julian Assange, Sarah Harrison y Kristinn Hrafnsson, de WikiLeaks, aseguran que la NSA interceptó las comunicaciones móviles de los principales ministros germanos, así como altos cargos responsables de comercio, finanzas, economía y agricultura. Entre los teléfonos interceptados se encontraba el del asistente personal de Ángela Merkel, canciller de Alemania. El número de teléfonos “pinchados” ascendió a 69 y las prácticas de espionaje se han llevado a cabo desde hace 20 años.

 

Ángela Merkel y la crisis Griega

Una de las conversaciones que acaba de salir a la luz tiene a Ángela Merkel y la situación de Grecia como protagonista. En este sentido, el 11 de octubre de 2011 en una conversación con su asistente personal, Ángela Merkel expuso sus puntos de vista sobre la crisis financiera de Grecia y mostró su desacuerdo con algunos miembros de su propio gabinete, como el ministro de finanzas Wolfgang Schäubel, en cuestiones políticas. Además, también analizó la posición de los líderes franceses y de los principales miembros de la Troika (José Manuel Barroso, por aquel entonces presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Trichet, el anterior presidente del Banco Central Europeo, y Christina Lagarde, directora del Fondo Monetario Internacional).

 Ángela Merkel también destacó que era “urgente” promulgar el ITF (impuesto a las transacciones financieras) y manifestó su intención de presionar a Estados Unidos y al Reino Unido para llevarla a cabo. Los principales bancos y los gobiernos de Gran Bretaña y Suecia se oponían a esta medida.

WikiLeaks destaca que esta conversación fue catalogada con Top Secret por parte de la NSA y fue compartida con la inteligencia británica.

Otro documento, basado esta vez en el espionaje realizado por la Agencia de Inteligencia del Reino Unido (GCHQ) y compartida con la NSA, detalla la posición del gobierno alemán sobre las negociaciones sobre un plan de rescate a Grecia. En 2011, Ángela Merkel ya dudaba de que Grecia fuera a pagar el rescate.

Además, también se explica cuál fue la posición de Nikolas Meyer-Landrut, quien consideraba que era necesario que hubiera una mayor implicación de la economía privada para solucionar la crisis griega y que consideraba necesario que un equipo se trasladase a Atenas para supervisar la situación.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información