PROTECCIÓN DE DATOS | Noticias | 29 FEB 2016

La Comisión Europea presenta Privacy Shield, sucesora de Safe Harbor

La Comisión Europea y EE.UU. han acordado un nuevo marco para los flujos de datos transatlánticos entre Estados Unidos y la Unión Europea. De esta forma, el nuevo marco conocido como "Privacy Shield" o escudo de privacidad reemplaza a "Safe Harbor".
Comisión Europea Privacy Shield
Alfonso Casas

El documento contempla nuevas obligaciones para las compañías estadounidenses, las cuales, tendrán que colaborar con las autoridades de los 28 países miembro para cumplir la nueva normativa que será supervisada por el propio Departamento de Comercio. Además, el nuevo marco Privacy Shield podrá ser revisado con una periodicidad anual, entrando en vigor dentro de los próximos tres meses.

El nuevo mecanismo impondrá obligaciones más estrictas a las empresas de los Estados Unidos por lo que se refiere a la protección de los datos personales de los europeos y obligará a un mayor nivel de seguimiento y de ejecución al Departamento de Comercio de los Estados Unidos y a la Comisión Federal de Comercio (FTC), incluso mediante una mayor cooperación con las autoridades europeas de protección de datos. De hecho, se ha establecido una revisión de carácter anual conjunta con el fin de supervisar de cerca el cumplimiento de estos compromisos. El acuerdo también refleja que el gobierno y las agencias de inteligencia, ya no tendrán un acceso indiscriminado a los datos, sino que se establecerán límites y, en caso de llevarse a cabo, se hará cuando sea imprescindible.

La protección de los derechos de los ciudadanos de la UE garantizar que las quejas tendrán que ser resueltas por las empresas dentro de los 45 días siguientes a que sean interpuestas. Los ciudadanos de la UE también pueden dirigirse a sus autoridades nacionales de protección de datos, que trabajarán con la Comisión Federan de Comercio para garantizar que las quejas no resueltas serán investigadas y resueltas. Como último recursos, habrá un mecanismo de arbitraje que garantizará un recurso ejecutable. 

El Vicepresidente Ansip ha declarado que “nuestras empresas, especialmente las más pequeñas, disponen ahora de la seguridad jurídica que necesitan para desarrollar sus actividades al otro lado del Atlántico”. Por su parte, la Comisaria Jourová ha indicado que “el nuevo escudo de la privacidad UE-EE.UU. protegerá los derechos fundamentales de los ciudadanos europeos cuyos datos personales se transfieran a empresas estadounidenses”.

También se ha establecido la imagen del Defensor del Usuario, el cual se encargará de recibir y tramitar las quejas de los ciudadanos. Sin embargo, algunos eurodiputados pertenecientes a Grupos Liberales y Demócratas por Europa, ya han expresado su descontento al indicar que está demostrado que las revisiones periódicas son totalmente ineficaces y es “altamente improbable” que el Defensor del Usuario tenga competencias y recursos suficientes para supervisar a los Servicios de Inteligencia de los EE.UU.

 

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información