PROTECCIÓN DE DATOS | Noticias | 13 JUL 2015

"Transparencia, claridad y confianza"

En Microsoft, estos han sido los pilares fundamentales utilizados en las recientes actualizaciones del Microsoft Services Agreement y del Microsoft Privacy Statement, que entrarán en vigor el próximo 1 de agosto.
Héctor Sánchez, Director de Tecnología de Microsoft Ibérica
Héctor Sánchez, Director de Tecnología de Microsoft Ibérica

La seguridad es uno de los aspectos más importantes para los usuarios y las empresas actuales. En un mundo profundamente interconectado en el que la información es compartida a través de la red y donde la nube ha adquirido un protagonismo cada vez mayor, asegurar nuestros datos, ya sean personales o profesionales, es vital.

La preocupación desde las organizaciones y desde los hogares por mantener su privacidad bajo resguardo es un objetivo ineludible para la industria de las tecnologías de la información. En este contexto, los diferentes agentes de la industria deben colaborar con la administración pública y con los expertos en la materia para impulsar el desarrollo de un entorno tecnológico seguro y fiable que respete la privacidad de los datos y la información de los usuarios. Por ejemplo, para Microsoft es una prioridad trabajar conjuntamente con las instituciones para proporcionar a los usuarios los servicios más seguros, compromiso que se pone de manifiesto, entre otras cosas, por resoluciones como la de la Agencia de Protección de Datos Española, validando las garantías contractuales y pre autorizando las transferencias internacionales de datos en los servicios Cloud de Microsoft, y al ser la primer compañía en obtener el Estándar Internacional de Privacidad ISO/IEC27018, que asegura el control y la protección de los datos alojados en la nube.

Sin embargo, no es suficiente con que las grandes compañías informáticas pongan a disposición de la sociedad todas las herramientas posibles para asegurar la privacidad de los usuarios. En la actualidad, es bastante habitual que aquellos que empiezan a usar un nuevo producto o servicio se encuentren con unos términos de privacidad y seguridad ininteligibles que, por diferentes motivos, aceptan sin ni siquiera leer. Las compañías deberían esforzarse en que los usuarios estén completamente informados sobre las medidas de seguridad de los servicios que diariamente utilizan con el objetivo de que conozcan cada una de las herramientas creadas para asegurar los datos de cada individuo u organización.

Para facilitar a los usuarios la información relevante sobre seguridad, las compañías deberían seguir tres aspectos fundamentales: simplicidad, privacidad y transparencia. En el caso específico de Microsoft, estos han sido los pilares fundamentales utilizados en las recientes actualizaciones del Microsoft Services Agreement y del Microsoft Privacy Statement, que entrarán en vigor el próximo 1 de agosto. 

 

Cuando las compañías deciden acometer este tipo de cambios uno de los objetivos prioritarios debe ser simplificar la relación de los usuarios con los términos de privacidad. Millones de personas utilizan cada día diferentes servicios, cada uno con sus propios términos y políticas de privacidad, cuando las compañías deberían apostar por la unificación de criterios de forma transversal a todos los servicios ofertados, proporcionando al usuario la visión más simplificada y homogénea.

Otro de los objetivos de los actores de la industria tecnológica debe ser el compromiso con la privacidad de los usuarios, haciendo un especial esfuerzo para informar a estos  sobre aspectos fundamentales relacionados con el modo de uso y la protección de sus datos personales. El auténtico reto es dar a conocer aspectos muy relevantes pero desconocidos por muchos usuarios como, por ejemplo, que el contenido de mails, chats, video-llamadas, documentos, fotografía y buzón de voz no se usan con fines  publicitarios.

Y por último, y no menos importante, las compañías necesitan emplear un lenguaje sencillo para que los términos de privacidad sean fáciles de entender por la comunidad de usuarios y por las organizaciones y empresas. Además de este esfuerzo comunicativo, es igualmente importante que toda esta información esté ubicada en un mismo lugar, fácilmente accesible para que cualquiera pueda consultar la política de privacidad y seguridad, eliminando redundancias y simplificando la estructura de la información.

El esfuerzo de las principales compañías tecnológicas, la colaboración con entes públicos y la simplificación de las relaciones con los usuarios son tres aspectos fundamentales a la hora de blindar los datos de los consumidores y las organizaciones. Solo siguiendo estas bases, los usuarios podrán disfrutar de su privacidad sin preocupaciones al mismo tiempo que elevarán su nivel de confianza en las empresas tecnológicas proveedoras de los servicios más utilizados.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información