SEGURIDAD EN CIFRAS | Noticias | 27 MAY 2016

El uso de software sin licencia abre las puertas al malware

El último informe hecho público por la BSA sobre software revela el alto coste y riesgo que supone para las empresas el uso de programas ilegales, especialmente en el apartado de ciberseguridad. Las empresas pueden mitigar los riesgos asegurándose de que todo el software instalado procede de fuentes legítimas.
ordenador_internauta_seguridad
Alfonso Casas

A pesar de que el uso de software sin licencia en equipos informáticos de todo el mundo se ha reducido hasta el 39% entre el período que comprenden los años 2013 a 2015, frente al 43% del período anterior, las cifras continúan siendo altas, y más cuando su uso puede repercutir directamente en amenazas de seguridad de los datos de las organizaciones.

En el caso de nuestro país, el software sin licencia instalado en ordenadores PC comienza a descender después de varios años con tendencia alcista. La BSA destaca haber descendido para dejar una cifra de software no licenciado en el 44%. Esto supone, un coste comercial medio de más de 819 millones de euros para los fabricantes y desarrolladores de software en el caso de que se hubiera adquirido en el mercado a fabricantes o distribuidores de forma legal.

A nivel mundial, la región con mayor índice de software sin licencia es Asia-Pacífico con un 61%, seguida por la zona de Europa Central y del Este, que presenta un alarmante 58%. En Europa occidental, el índice cae un punto para quedarse en el 28% del software instalado.

Andrés Pi, portavoz del comité español de BSA ofrece su valoración, indicando que “los nuevos datos confirman un cambio de tendencia que veníamos detectando, especialmente en el segmento empresarial, tras la entrada en vigor el pasado año del nuevo Código Penal y de las acciones informativas llevadas a cabo en los últimos años”.

Dentro de los datos revelados por la encuesta BSA The Software Alliance, sorprende como un porcentaje del 26% de los empleados consultados afirma instalar de forma habitual software no autorizado en los equipos de sus empresas.

Las empresas pueden mitigar los riesgos derivados de la ciberseguridad asegurándose de que todo el software instalado procede de fuentes legítimas, así como mediante el uso de programas internos de gestión de activos de software, también conocidos como SAM. La implantación de políticas y procedimientos de gestión de activos de SAM ofrece a las compañías diversas ventajas, como saber qué tienen instalados los equipos, cómo son utilizados, y si cuentan con las licencias adecuadas de cada programa. Llegados a este punto, también se ha extendido su uso con la finalidad de ahorrar costes, pues su despliegue en una red corporativa permite adivinar el uso que se realizan de los programas por parte de los empleados y conocer qué número de licencias está en desuso, por tratarse de programas que no utiliza el trabajador.

 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información