SEGURIDAD MÓVIL | Noticias | 04 ABR 2016

Los peligros ocultos del proyecto Google Tango

Tags: Móvil
Google ha creado este proyecto con fines comerciales, como por ejemplo, para medir distancias con el móvil, crear realidades virtuales paralelas, o juegos. Pero más allá del entretenimiento, o la facilidad que pueda aportar el smartphone para el usuario, se abren un sinfín de posibilidades para agentes externos como los ciberdelincuentes.
Google Tango proyecto
Redacción

Es habitual oír la frase “vivimos en un Gran Hermano” en referencia a los millones de dispositivos que monitorizan nuestros pasos; entre las redes sociales, el Big Data y las miles de cámaras que graban a diario a la población es evitarlo. Ahora, puede que Google esté dando el paso definitivo hacia el fin de la privacidad.

Desde hace varios años, el equipo ATAP de Google (Advanced Technology and Projects) desarrolla proyectos de I+D, de todos ellos uno está sobresaliendo por encima del resto: Google Tango. De momento, solo ha llegado hasta los desarrolladores, aunque para verano ya estará disponible para el consumidor.

La tecnología de este producto consiste en el mapeo constante de la realidad: el smartphone envuelve una combinación de cámaras y sensores que procesan los datos para convertirlos en información. Dichos sensores incluyen un emisor de infrarrojos a modo de radar y una cámara infrarroja que recoge la luz reflejada. Paralelamente, una cámara gran angular añade señales visuales que proporcionan los datos de localización al proceso.

El resultado de esta absorción de datos es la creación online en tiempo real de todo lo que rodea al smartphone con mucha exactitud; el móvil tiene una gran precisión en la localización, detecta dónde hay paredes, mesas, e incluso personas. Google ha creado este proyecto en un principio con fines comerciales, como por ejemplo el uso del dispositivo para medir distancias, crear realidades virtuales paralelas a la realidad, juegos… pero más allá del entretenimiento o la facilidad que pueda aportar el smartphone para el usuario, se abren un sinfín de posibilidades para agentes externos, desde los ciberdelincuentes hasta el propio Google.

El proyecto Tango implica el acceso de la compañía a una gran cantidad de información, ya que han diseñado la plataforma de forma que Google reciba un flujo constante de lo que está detectando el dispositivo (la empresa tecnológica señala que es para poder mejorar la calidad del sistema).

Riesgos implícitos

Puede tratase de un arma de doble filo; al tratarse de móviles (aunque también han anunciado su intención de extenderlo a drones, robots y wearables) el portador puede estar enviando información de un espacio privado ajeno sobre el que no se tiene derecho a grabar: fotografías del interior de casas, otras personas (incluyendo niños) o sonidos sin que la gente de alrededor pueda percibirlo. Se trata de una tecnología difícil de controlar.

También puede utilizarse para fines más malignos como son conseguir información subrepticiamente que facilite actividades criminales (robar, acosar, conseguir información personal...). Aunque no es el primer dispositivo o red que facilitaría esto sí que es una tecnología con mucho más potencial que envuelve más riesgos, sobre todo teniendo en cuenta que cualquier dispositivo a día de hoy es susceptible de ser hackeado.

Google y el uso que dará a los datos

Será difícil controlar qué información se envía por parte del usuario y lo que hace con ella Google. Actualmente Tango está dirigido tan solo a los desarrolladores de aplicaciones, a través de un kit de desarrollador. Además, la lista de socios tecnológicos de Google en este proyecto es relevante, ya que incluye entre otros a Lenovo, Autodesk, Bosch, Qualcomm, etc.

Esto plantea cuestiones cómo el tiempo que podrá guardar información Google, si la cruzará con otros datos con fines comerciales, y si se plantea hacer un mapeo global a base de Tango.

“Creo que es llamativo el hecho de que Google haya incluido estos términos de servicio (Terms of Service): en el apartado 4.3, se indica que si usas el Proyecto Tango DSK (Project Tango DSK) para desarrollar aplicaciones, protegerás la privacidad y los derechos de los usuarios”, señala Miguel Recio, socio fundador de GDPC y experto en la IT en la Legislación. Cómo explica Recio, los actuales desarrolladores del proyecto deben vigilar cuidadosamente qué hacen con la información recogida, y previsiblemente se apliquen condiciones parecidas en el lanzamiento del smartphone Lenovo Tango.

“El Proyecto de desarrollo Tango Tablet Kit no puede utilizarse todavía en España ya que no aparece en la lista de países en los que esté autorizado para ello”, continúa Recio. Las diferencias legislativas en el procesado de datos personales siempre ha sido muy evidente en el mercado TI; las leyes de la UE son más restrictivas que las de EE.UU., y podría ser un problema a la hora de procesar la información de usuarios europeos en California.

“Veremos qué ocurre cuando Tango esté disponible en España: habrá que prestar especial atención a los términos de uso y a la responsabilidad entre Google y los desarrolladores”, se adelanta Recio.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información