SOCIAL SECURITY | Noticias | 25 ABR 2014

Cómo blindar la cuenta de Twitter

Pequeños cambios en el comportamiento online pueden ayudar a que nuestros perfiles en redes sociales sean un poco más seguros y menos vulnerables ante posibles ataques, Panda recomienda una serie de consejos para dificultar que los hackers puedan hacerse con información personal o publicar mensajes en nombre del usuario.
Twitter logo fondo negro
ComputerWorld

En primer lugar, como ante cualquier otro medio, hay que elegir una contraseña segura. Es mucho más fácil elegir una contraseña que coincida con nuestra fecha de nacimiento, nuestro nombre o los últimos dígitos de nuestro número de móvil. Pero, ¿has pensado alguna vez que estas claves de acceso son mucho más sencillas de adivinar para los ciberdelincuentes? Eso también ocurre con contraseñas como 1111, 1234 o 9876. Hay que evitar ese tipo de sucesiones numéricas. La recomendación es: combinar números y letras, añade alguna mayúscula e introduce algún símbolo. De esa manera, es más difícil que los hackers accedan a la cuenta.

 

Además, hay que controlar las sesiones activas. Al conectarse desde un ordenador que sea el personal, no dejes tus perfiles abiertos. Si ya no vas a realizar ninguna actividad más desde tu canal social, cierra la sesión. Es un paso sencillo pero efectivo a la hora de no dejar rastro de nuestra actividad social en dispositivos que no están en nuestro poder.

 

En tercer lugar, hay que prestar atención a los Dms. La forma más común a través de la que se puede infectar una cuenta de Twitter es a través de mensajes directos, también conocidos como DMs. Para evitar caer en esta trampa, lo primero que tienes que saber es que nunca debes abrir un mensaje de remitente desconocido. En caso de que sea un mensaje de algún amigo, examina primero el contenido del mismo. Hay que prestar especial atención a los enlaces acortados, ya que no podemos verificar, a simple vista, el destino del mismo.

 

También hay que fijarse en si hay cambios en el comportamiento de tus contactos. Si, por ejemplo, alguno de tus contactos tuitea de repente en otro idioma, envía mensajes directos con contenido extraño o su actividad en Twitter es muy diferente a la habitual, avisa a la persona afectada lo antes posible y coméntale los pasos anteriores.

 

Pero... ¿Y si la cuenta ya ha sido infectada? En ese caso lo primero que hay que hacer es cambiar la contraseña. Después, revisa las aplicaciones que tienen acceso a ella y verifica que todas son conocidas. En algunas ocasiones, aplicaciones de las que desconocemos su origen se instalan en nuestro perfil y lo actualizan sin autorización. Si pensamos que alguna de ellas puede hacer algo así, lo mejor es que las eliminemos. Siempre habrá tiempo de volver a darles acceso si lo necesitamos.

 

Y por último, siempre se puede evitar que los tuits sean públicos. Twitter da la opción de elegir entre mantener nuestros tuits protegidos o permitir que todo el mundo los vea, sean nuestros seguidores o no. 

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información