SOCIAL SECURITY | Noticias | 08 JUN 2012

Primeras estafas de phishing tras el robo de contraseñas en LinkedIn

Varios usuarios han denunciado las primeras estafas de phishing que buscan aprovechar el robo de contraseñas de LinkedIn. Se ha registrado el envío de correos electrónicos en los que se utiliza la imagen de la red social, comunicando la necesidad de cambiar de contraseña por el compromiso vivido. Los ciberdelincuentes buscan redirigir la navegación.
Antonio R. García

LinkedIn ha sufrido un grave problema de seguridad. Hackers han conseguido superar los sistemas de seguridad social y han robado un importante número de contraseñas del servicio. Desde LinkedIn no han confirmado el número exacto de contraseñas sustraídas, pero las primeras valoraciones aseguran que pueden ser 6,4 millones.

Ante este importante incidente, la compañía ha reaccionado bloqueando las cuentas afectadas, obligando a los usuarios a cambiar sus contraseñas. Para ello, LinkedIn envía correos electrónicos explicando la situación. En dichos correos se marcan los pasos a seguir para realizar el cambio de contraseña, siempre desde la web del servicio, sin facilitar nunca enlaces en el mensaje.

Los ciberdelincuentes han querido aprovechar la situación y están comenzando a enviar correos electrónicos haciéndose pasar por LinkedIn. En el email se explica a los usuarios que deben cambiar su contraseña, como en el mensaje de la red social, y la única diferencia es que se facilita una dirección web para ello. LinkedIn no incluye enlace en su correo, precisamente en un intento de evitar estafas de este tipo.

LinkedInLos ciberdelincuentes sí utilizan el enlace, que es la parte fundamental de su estafa. En concreto, el enlace redirige la navegación del usuario a distintas web, la mayoría de venta de medicamentos. Se trata de una forma de aprovechar el interés por LinkedIn y su imagen, manipulando y estafando a los usuarios.

Como se ha indicado, los usuarios pueden identificar la estafa por la aparición del enlace en el mensaje. La BBC ha confirmado que los primeros casos de este tipo ya se están produciendo, por lo que es importante extremar las precauciones. Lo cierto es que desde LinkedIn ya sabían que algo así podía pasar, y por eso previnieron a los usuarios explicando la mecánica de sus mensajes. La reacción de la compañía fue positiva y ha podido ayudar a minimizar la difícil situación.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información