TENDENCIAS | Noticias | 31 MAY 2018

Los padres españoles se muestran preocupados por la ciberseguridad pero no saben como actuar

Según el estudio de Norton Cyber Security Insights 2017, uno de cada cinco padres tiene un hijo que ha sufrido acoso online o conoce a alguien víctima del cyberbulling.
Redacción

La seguridad en la red se ha convertido en un problema real que preocupa a todos. A los padres españoles les inquieta y mucho que sus hijos no naveguen seguros pero se encuentran ante la barrera de no saber como protegerlos. Según una reciente investigación de Norton by Symantec (NASDAQ: SYMC), uno de cada veinte padres no ha adoptado una medida de protección

Entre los muchos peligros que acechan a los más pequeños podemos encontrar ciberacoso, desconocidos peligrosos, amenazas maliciosas, etc, el estudio revela que el 87 % de los padres considera arriesgado permitir a sus hijos utilizar ordenadores y dispositivos móviles sin ninguna supervisión, y al 83 % les preocupa cuánta información comparten sus hijos en internet. 

Aunque la mayoría de padres conocen los riesgos a los que se enfrentan sus hijos online, esta preocupación no siempre se traduce en una acción concreta.

“Actualmente, los padres se ven obligados a explorar aguas desconocidas”, Ramsés Gallego, Security Expert en Norton by Symantec.La tecnología ha cambiado la forma en la que crecen nuestros hijos y ha reescrito las reglas de la paternidad. Las familias están navegando por un mundo en el que decidir el tiempo que se pasa frente a una pantalla es tan importante como decidir la hora de acostarse y en el que algunos padres prohíben el uso de las redes sociales o de los juegos, mientras que otros ven cómo sus hijos forjan rápidas amistades sin límites de fronteras físicas ni zonas horarias. En el actual mundo digital, los padres luchan por preparar, proteger y capacitar a sus hijos para usar la tecnología de forma segura”.

Entre las principales preocupaciones de los padres españoles sobre las actividades de sus hijos se encuentran el acoso online, pasar un tiempo excesivo frente a la pantalla, descargar programas o aplicaciones maliciosas, ser engañados por extraños, compartir demasiada información personal o publicar contenido online que algún día pueda volverse en su contra. 

El problema es que a pesar de todo esto hay muchos padres que optan por no intervenir a la hora de proteger a sus hijos. El 68% no limita el acceso a determinadas webs, el 19% permite que sus hijos compren online sin supervisión, sólo el 30% limita a sus hijos el uso de dispositivos en zonas comunes y un 57% permite a sus hijos navegar por la red sin supervisión. 

Las razones de esta postura de no-intervención son diversas. Algunos padres puede que no sepan por dónde empezar, mientras que otros puede que no estén seguros de cómo encontrar el equilibrio correcto entre proteger a sus hijos y respetar su privacidad”, declara Ramsés Gallego. “Deberíamos animar a los padres a tener conversaciones frecuentes y sinceras con sus hijos sobre sus experiencias online, y recordarles que no están solos. Al fin y al cabo, todos los padres están ‘aprendiendo a hacer su trabajo’”.

Norton recomienda ocho pasos que los padres pueden tener en cuenta para encontrar el enfoque adecuado con el que proteger a sus hijos y son: 

  • Establecer reglas y directrices en casa
  • Animar a los hijos a conectarse en espacios comunes
  • Fomentar y mantener un dialogo abierto y continuo con los hijos
  • Enseñar a los hijos a pensar antes de hacer clic
  • Estar atento ante los contenidos peligrosos
  • Hablar sobre los riesgos de publicar y compartir información privada
  • Ser un buen ejemplo
  • Utilizar una solución de software de confianza

 

TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios