TENDENCIAS | Noticias | 25 AGO 2017

Reino Unido busca un pacto con la Unión Europea para el libre flujo de datos personales tras el Brexit

Muchas empresas de Reino Unido, agencias de aplicación de la ley e instituciones de investigación basan sus argumentos en que necesitan tener un acceso rápido y fácil a los datos de la UE con el fin de hacer bien su trabajo.
Bandera de la Unión Europea
Redacción

Según un documento gubernamental, Reino Unido pretende un acuerdo con la Unión Europea para permitir el libre flujo continuo de datos personales. Aunque el Brexit sea una realidad, el país reconoce que será necesaria la colaboración entre ambos para proteger los intereses británicos. Esto es importante dado que muchas empresas de Reino Unido y las agencias de aplicación de la ley se basan en datos de la UE. De hecho, a principios de este mes el Gobierno dijo que pondría en práctica el Reglamento General de Protección de Datos de la UE (GDPR) dentro de la legislación británica.

"Queremos que el flujo seguro de datos se mantenga sin obstáculos en el futuro cuando salgamos de la UE", declara Matt Hancock, ministro de Digital, sobre la publicación del documento. “Por lo tanto, una relación de datos sólida entre el Reino Unido y la UE, basada en normas alineadas de protección de datos, es de interés mutuo".

Una experta en leyes, Karen Mc Cullagh, ha descrito el documento como un “paso adelante” aunque  ha destacado algunos puntos clave. En cuanto a la forma de lograr este modelo, el Gobierno sugiere que el Comisario de Información esté "plenamente implicado" en futuros debates sobre la reglamentación de la UE. También plantea la posibilidad de que el Reino Unido y la UE reconozcan mutuamente las reglas de protección de datos del otro como la base para permitir el libre flujo de datos. Y, además, debería haber un calendario acordado para implementar más arreglos a largo plazo para tranquilizar a las empresas.

"Esto va a ayudar a las empresas que necesitan ser capaces de planificar su futuro, que necesitan un sentido de lo que la ley será", asegura Mc Cullagh. “Sin embargo, el acercamiento del Reino Unido a la vigilancia de las normas podría preocupar a los negociadores de la Unión Europea en relación con la forma usual de dirigir los negocios. El papel pasa por alto algunos hechos importantes, como por ejemplo la Ley de Poderes de Investigación que es probable que pueda presentar un obstáculo”.

Muchas empresas de Reino Unido, agencias de aplicación de la ley e instituciones de investigación basan sus argumentos en que necesitan tener un acceso rápido y fácil a los datos de la UE con el fin de hacer bien su trabajo. De hecho, Reino Unido tiene la economía de Internet más grande, así como un porcentaje del PIB de todos los países del G20 -de acuerdo con Boston Consulting Group-. Un informe de la Cámara de los Lores descubrió recientemente que si las transferencias de datos se vean obstaculizadas, "el Reino Unido podría verse en desventaja competitiva y la policía podría perder el acceso a los mecanismos de información e inteligencia".

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 1 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información