ALERTAS | Noticias | 30 SEP 2017

Queda inaugurada la Era Orwelliana

El mundo que ideó George Orwell imaginaba una sociedad sometida, entre otras cosas, a una vigilancia masiva por parte de un Gran Hermano. En 2017, la Justicia ha dado vía libre a las empresas para acceder al correo electrónico de los empleados. Eso sí, con previo aviso.
seguridad gran hermano
Nerea Bilbao

 

Una sentencia del Tribunal de Justicia de Estrasburgo ha concluido que las empresas pueden monitorizar la actividad de sus empleados y acceder al contenido de los correos electrónicos siempre y cuando se les avise con anterioridad. El dictamen es de gran importancia porque es inapelable y porque conlleva una serie de obligaciones para las empresas y empleados. No obstante hay margen de maniobra; ni la sentencia es del todo estática para todos los casos, ni se ha terminado de perfilar el uso adecuado de las nuevas tecnologías en el ámbito de la empresa. Y en un sector tan cambiante como el tecnológico, con el constante lanzamiento de nuevas herramientas y nuevos escenarios que plantean sus usos, hay mucho camino por andar.

De qué bebe la sentencia

Se trata del caso de Bogdan Barbulescu, un ciudadano rumano nacido en 1979 y que vive en Bucarest.

Desde el 1 de agosto de 2004 Barbulescu trabajaba para una empresa como ingeniero en el departamento de ventas. Al incorporarse sus jefes le pidieron que abriera una cuenta de Yahoo Messenger para responder a clientes.

El 3 de julio de 2007 la empresa envió una circular anunciando el despido de una empleada que había utilizado internet, el teléfono y la fotocopiadora con propósitos personales.

Apenas 10 días más tarde se informó a Barbulescu que la compañía había accedido a su cuenta de Yahoo Messenger y que había encontrado evidencias de que estaba utilizando internet para asuntos personales. Se le presentaron un total de 45 páginas de transcripciones de sus comunicaciones de un mes atrás, donde había mensajes dirigidos a su hermano y a su prometida, algunos de ellos de contenido íntimo. El 1 de agosto de 2007 la empresa despidió a Barbulescu por haber incumplido las leyes internas de la empresa, en concreto la norma de utilizar herramientas de la empresa con fines personales.

Lea el reportaje completo haciendo clic aquí.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información