TENDENCIAS | Noticias | 25 ABR 2016

El Departamento de Justicia de Nueva York retira la demanda contra Apple

Desde que el caso del FBI contra Apple acaparase las portadas de los medios estadounidenses hay un gran revuelo por todo lo que pueda relacionarse con la colaboración (o no colaboración) de la compañía con las agencias federales del país.
FBI iPhone Apple

 El último suceso en entrar a formar parte de la saga sobre cuándo debe o no debe colaborar Apple con la justicia americana ha sido un caso de Nueva York: el Departamento de Justicia de la ciudad había exigido la colaboración para acceder a un iPhone 5s relacionado con un caso de drogas.

Sin embargo, la fuerza judicial acaba de retirar la demanda de colaboración al conseguir acceso por otros métodos; esta vez no ha sido tan costoso como en el caso del iPhone del terrorista Farook, cuya cifra no es conocida exactamente pero si se conoce que costó un mínimo de 1,3 millones de dólares. Esta vez sorprendentemente un individuo ha podido proveer al departamento de justicia el código de desbloqueo.

Anteriormente el departamento había apelado a la jueza del distrito Margo K. Brodie para que exigiese la colaboración de Apple, después de que el juez magistrado James Orenstein fallase en favor de la compañía tecnológica y estimase que no se podía forzar a Apple a colaborar.

Aunque el Gobierno no ha confirmado la identidad del individuo, The Wall Street Journal ha publicado una información que le identificaría como Jun Feng, acusado de poseer y distribuir metanfetamina. Según el periódico un miembro de su familia habría proveído al medio de esta información. En este momento Feng se ha declarado culpable y espera su sentencia; anteriormente el supuesto narcotraficante había dicho no recordar la contraseña según ha añadido el familiar ya mencionado.

La retirada de este caso así como el caso de California concerniente al terrorista de San Bernardino deja otra vez un vacío legal sobre la colaboración entre empresas tecnológicas y las agencias federales de EE.UU. Pese a que el FBI pudiese contratar a una tercera parte para hackear el iOS 9 del iPhone 5c, este software no podría aplicarse en otros modelos de iPhone, y todavía quedan muchos casos abiertos en los que se requiere la colaboración de Apple, Google o Android entre otros. Se trata de una disputa candente en la sociedad americana muy sensible después de la espía masiva llevada a cabo por la NSA a la población estadounidense (y a políticos europeos entre otros).

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información