TENDENCIAS | Noticias | 27 ABR 2016

El FBI argumenta que no entiende cómo funciona su herramienta de hackeo de iPhone

En base a estas declaraciones alega que es innecesario por lo tanto compartir la información con la empresa Apple para que solucione sus agujeros de seguridad.
iPhone 5c

El FBI ha contestado a las peticiones de compartir la herramienta de hackeo de iPhone 5c con una negativa: después de que el director, James Comey, declarase que la agencia ha pagado más de un millón de dólares a una empresa para desarrollarla, ha resultado que el FBI no entiende cómo funciona.

Esta semana la agencia ha anunciado que notificará oficialmente a la Casa Blanca que no existe razón alguna para abrir una causa sobre si facilitar la herramienta que hackeo el iPhone del terrorista de San Bernardino, ya que no comprenden los mecanismos. Según ha comentado la agencia, es innecesario por lo tanto comunicarle su funcionamiento al Vulnerabilities Equities Process, la agencia de EE.UU. que determinaría si es obligatorio comunicar alguna vulnerabilidad a Apple.

Mientras que la herramienta del millón de dólares permanece en secreto, Apple ha declarado a The Wall Street Journal que los agujeros de ese modelo de iPhone no serán una preocupación para la empresa por mucho más tiempo, ya que tiene previsto que tenga un ciclo de vida muy corto; además, la empresa está cada vez más centrada en mejorar la seguridad de sus productos y solucionar cualquier posible vulnerabilidad.

Aunque esta respuesta específica del FBI parezca no ser muy relevante para Apple, sí que supone un punto importante de inflexión ya que pasa el testigo sobre el controvertido dilema al Vulnerabilities Equities Process. En este punto, se pone en cuestión si el organismo tomará la decisión correcta, y para ello valorará si el peligro de que se abusen de las vulnerabilidades descubiertas es más importante que la importancia de mantener la vulnerabilidad en secreto por seguridad nacional.

La Casa Blanca ha declarado que el Vulnerabilities Equities Process está diseñado para ayudar a los fabricantes de softwares a solucionar y parchear sus vulnerabilidades, pero algunos defensores de la privacidad manifiestan que el proceso suele favorecer siempre a las agencias de seguridad nacional. “Si el gobierno puede esquivar el proceso simplemente comprando vulnerabilidades, entonces el proceso se ha convertido en una farsa”, argumenta Christopher Soghoian, director de tecnología en la Unión Americana de Libertades Civiles. “Al FBI no le interesa la ciberseguridad”, añade Soghoian.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información