CIBERCRIMEN | Noticias | 14 SEP 2015

Los delitos informáticos crecieron un 71% en 2014

Tags: Seguridad
La estafa sigue siendo el ciberdelito más extendido, seguido del acoso y la pornografía infantil, el descubrimiento y revelación de secretos, y las amenazas y coacciones. El incremento de estas prácticas destaca la importancia del peritaje informático forense.
hackers
Hilda Gómez

Los ciberdelitos están creciendo a un ritmo vertiginoso. No en vano, según datos de la Fiscalía General del Estado, en 2014 se presentaron 20.534 procedimientos judiciales, un 71% más con respecto a los 11.990 procesos iniciados en 2013. En tan sólo cuatro años este tipo de delitos  ha registrado un alza del 210%, algo que Carlos Aldama, perito informático y director de Aldama Informática Legal, atribuye a que “cada vez existen más usuarios conectados a las redes sociales y debido al abaratamiento de las conexiones, tienen un mayor acceso a Internet. Esto es el gancho perfecto para estafadores, quienes, de manera cada vez más sofisticada, usan técnicas de suplantación o acceden ilícitamente a equipos que controlan remotamente y tienen el control de un gran número de usuarios noveles”.

Según datos de Aldama, son 10 los ciberdelitos más habituales:

1. Estafa: sólo en 2014 se registraron un total de 17.328 casos de estafa, lo que supone el 84,3% del total, un tipo de delito que abarca desde el phishing a la contratación fraudulenta de líneas telefónicas, el carding o el acceso no consentido a las tarjetas de crédito y las actividades relacionadas con el juego on-line. Según Carlos Aldama, “estafar resulta cada vez más sencillo. Debido a la interconexión mundial, el estafador está en cualquier parte del mundo y su detección no es sencilla, es por ello importante la denuncia ante los órganos competentes y la contratación de un perito informático, para que antes de anular/modificar la prueba, se puedan recoger las evidencias suficientes no sólo para intentar detener al estafador, sino para la propia defensa del estafado ante terceros”.

2. Delito contra la intimidad de menores y acoso: esta modalidad supone un total de 641 casos, un 3,12% del total, en su mayoría delitos de pornografía infantil y/o de personas con discapacidad. Entre los principales medios registrados para estos actos se encuentran los foros privados, WhatsApp o Skype, así como almacenamiento en la nube.

3. Descubrimiento y revelación de secretos: con 858 casos, representa un 4,17% del total, un delito que ha crecido 60% en 2014. Incluye el uso no autorizado de correos ajenos o el acceso a perfiles de redes sociales para finalidades como suplantar la identidad.

4. Amenazas y coacciones: la Fiscalía también registró un número de este delito, con 527 casos, lo que representa un 2,57% del total y un incremento de 111% respecto al año anterior. Se incluyen las injurias y calumnias al funcionario público.

5. Falsificación documental: con un total de 156 casos, 0,76% del total, este delito se basa en prácticas como la manipulación de contratos, mails o imágenes, entre otros.

6. Daños y sabotaje informático: este delito creció un 70% y alcanza un total de 143 casos registrados, aunque las cifras pueden ser mucho mayores según otras firmas e instituciones. Abarca la destrucción de información mediante borrado de datos, destrucción de equipos, manipulación de información, etc.

7. Suplantación de identidad: se registraron un total de 117 de estos delitos, generalmente a través de correos electrónicos o redes sociales mediante perfiles falsos o robos de perfiles reales.

8. Incumplimiento de contrato: este delito consiste en la contratación de desarrollo de aplicaciones o webs y luego se da un incumplimiento de las partes.

9. Delitos contra la propiedad intelectual: la Fiscalía registró 58 casos en 2014, un 0,28%,  consistentes en la divulgación de información mediante medios electrónicos y plagios.

10. Descargas ilegales: es uno de los más comunes, ya que gran parte de la población realiza descargas ilegales de programas, música o películas. Un estudio de GFK afirma que el 87,94 % los contenidos digitales consumidos en España en 2014 fueron piratas y cifra las pérdidas por este delito en unos 1.700 millones de euros.

Ante esta realidad, desde Aldama Informática Legal se reclama la importancia del perito ingeniero informático, como única figura con formación y experiencia para realizar las investigaciones correspondientes a este tipo de actos. “Debemos tener en cuenta que muchas veces el tiempo juega en contra y es por ello vital recolectar las evidencias para poder estar protegido ante posibles contingencias. Ya no se trata solo de ‘desenmascarar’ al estafador, sino también de saber protegerse uno mismo”, explica Aldama.

Contenidos recomendados...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios
X

Uso de cookies

Esta web utiliza cookies técnicas, de personalización y análisis, propias y de terceros, para facilitarle la navegación de forma anónima y analizar estadísticas del uso de la web. Consideramos que si continúa navegando, acepta su uso. Obtener más información