Ciberseguridad
Inteligencia artificial
privacidad
Chatbots

El regulador italiano bloquea temporalmente ChatGPT en el país

Alega falta de transparencia a la hora de recopilar datos personales para entrenar a los algoritmos y la ausencia de un filtro para saber la edad del usuario y proteger a los menores.

ChatGPT
Créditos: Jonathan Kemper (Unsplash).

El regulador de privacidad y protección de datos de Italia ha bloqueado ChatGPT en el país por presuntas implicaciones de privacidad relacionadas con la recopilación y el almacenamiento de datos personales por parte de la inteligencia artificial (IA) generativa. Con efecto inmediato desde el pasado viernes, la autoridad ha ordenado la limitación temporal del procesamiento de información por parte de su empresa matriz, OpenAI, hasta que cumpla con los designios del Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, de sus siglas inglesas) europeo. Esta prohibición se produce a raíz de una carta de Elon Musk, propietario de Twitter, junto con grupo de ejecutivos de la industria de la IA, en la que pide una pausa de seis meses en el desarrollo de sistemas más potentes que el reciente GPT-4, alegando riesgos potenciales para la sociedad. Se trata del primer país occidental en tomar medidas contra este chatbot.

En concreto, el regulador señala la falta de transparencia hacia los usuarios y las partes interesadas, cuyos datos son recopilados por la empresa. Asimismo, destaca la ausencia de una base legal que justifique dicha recopilación y almacenamiento con el fin de entrenar a los algoritmos de la plataforma. “Tal y como demuestran los distintos controles realizados, la información proporcionada por ChatGPT no siempre corresponde a datos reales, lo que determina un tratamiento inexacto de los datos personales”, dice el organismo, que también saca a la palestra la falta de un filtro para verificar la edad de los usuarios, exponiendo a los menores a “respuestas no adecuadas” en relación con su grado de desarrollo y autoconciencia. Según los términos de OpenAI, el servicio está dirigido a mayores de 13 años.

“La compañía, que no tiene oficina en la Unión Europea (UE), aunque ha designado un representante en el Espacio Económico Europeo, deberá comunicar en el plazo de 20 días las medidas adoptadas en ejecución de lo solicitado, bajo pena de multa de hasta 20 millones de euros o de un 4% de su facturación global”.

De hecho, la semana pasada OpenAI confirmó que un error en una biblioteca de código abierto permitía a algunos usuarios de ChatGPT ver títulos del historial de otro usuario activo. El mismo fallo también puede haber causado la visibilidad no intencional de la información relacionada con el pago del 1,2% de los suscriptores a la plataforma.

 

Matteo Salvini critica la decisión

El que fuera ministro de Interior y actual vicepresidente del Consejo de Ministros de Italia y ministro de Infraestructura y Transporte, Matteo Salvini, ha criticado la decisión de la Autoridad de datos tachándola de “excesiva”. En un comunicado en su cuenta de Instagram, ha señalado que “me parece desproporcionado impedir que ChatGPT tenga acceso en Italia”. También añadió que la medida es “hipócrita” y que se necesita sentido común ya que “los problemas de privacidad afectan a prácticamente todos los servicios en línea”.

Asimismo, cree que la prohibición podría dañar a la innovación y empresas locales. “Toda revolución tecnológica trae grandes cambios, riesgos y oportunidades. Es correcto controlar y regular a través de una cooperación internacional entre reguladores, pero no se puede bloquear”.



TE PUEDE INTERESAR...

Webinars

Accede a la cobertura de nuestros encuentros
 
Lee aquí nuestra revista digital de canal

DealerWorld Digital

 

Forma parte de nuestra comunidad
 
¿Interesado en nuestros foros? 

 

Whitepaper