SOCIAL SECURITY | Artículos | 03 MAY 2012

Empresas en redes sociales: Guía básica de uso

CSO

Este artículo trata de ofrecer guías y consejos de seguridad para aquellos que utilizan las redes sociales en su ámbito profesional, como medio publicitario o para hacer entender al usuario su misión como empresa.

 

Las redes sociales son herramientas que sirven como mecanismo de conexión humana. Nuestras perspectivas, contenido informativo, pensamientos, sentimientos, imágenes, descripciones de situaciones, estados de ánimo, comentar qué ocurre en nuestra industria … son algunos ejemplos de la información que se puede encontrar en estos sites. Todo este contenido, mezclado, puede suponer un cóctel peligroso desde el punto de vista de la seguridad si no se trata y se cuida de forma apropiada. Hay que tener en cuenta que estamos trabajando en redes abiertas y podemos estar publicando información a comunidades de usuarios no deseadas. 

 

A las empresas que deciden “subirse al carro” de las redes sociales, si trabajan de forma ingeniosa con ellas, pueden obtener grandes beneficios. No se trata de “acumular amigos” en las redes, sino de mostrar el lado humano y coloquial de la empresa a las personas: hacerse más cercanos y ser capaces de inyectar el espíritu corporativo para que se llegue a entender el mensaje que se quiere transmitir, la misión y visión de la empresa. Este es el objetivo deseado. Porque algo que entendemos, compartimos y además nos resulta casi familiar, lo queremos incorporar en nuestra actividad diaria, en nuestra rutina, nuestro trabajo, nuestro entorno doméstico. Esta filosofía la sigue Trend Micro al participar en redes sociales varias y la acogida está resultando realmente gratificante y beneficiosa , tanto para nosotros como para nuestros usuarios y clientes.

 

Pero para alcanzar este nivel de complicidad con el usuario de las redes sociales y hacerlo de forma segura se requiere tener en mente una serie de puntos y hacerlo con sentido común.

El primer punto a considerar es ser conscientes del tipo de contenido y de la audiencia a la que va dedicado ese contenido. Cuidar la privacidad del contenido y no publicar nunca información que no estemos seguros que esté permitido mostrar.

El tono de la publicación debe ser amigable, humano y personal, empático, que demuestre motivación, entusiasmo y pasión por lo que queremos mostrar.

Evitaremos tratar temas que puedan provocar discusiones o conflictos (hablar sobre religión, política, puntos conflictivos sobre moralidad, etc.)

 

Ser claros, concisos y transparentes: que al usuario de la red social le resulte fácil entender la información. Como empresa, debemos identificarnos de forma precisa, comunicar a qué nos dedicamos, qué pretendemos con nuestra parcela en la red social, etc. Incluso, incluir enlaces a nuestra página web de empresa. Esta información dará al cliente confianza y todos los datos que necesita conocer de la empresa para saber que es fiable y seguro interferir con nosotros.

 

Controlar las publicaciones: a medida que los usuarios sigan nuestro site en la red social, habrá más interacción, más participación, comentarios, etc. Esto es muy positivo pero, al mismo tiempo, tenemos que ser cautos y controlar que la información que se publique no sea ofensiva para otros usuarios, no se incluya información que no esté relacionada con nuestra actividad y objetivos , por supuesto, que no se ponga en duda la reputación de nuestra empresa. 

 

En resumen: la integración de nuestra empresa en las redes sociales puede aportarnos grandes beneficios y un medio para poder llegar a muchos más sectores y usuarios. Pero siempre hemos de tener en cuenta tres puntos fundamentales que resumen los consejos explicados en este artículo:

 

• QUÉ queremos publicar

• A QUIÉN va dirigida esta información

• CONTROL de la información que se va actualizando

 

Por María Ramírez Fernández, pre-sales engineer de Trend Micro



TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios