Ciberseguridad
Ransomware
cibercrimen

El 71% de las empresas españolas sufrieron un ataque de 'ransomware' durante 2021

Casi tres cuartas partes de las empresas españolas sufrieron el pasado año un ataque de ransonware, y el 38% de las atacadas pagaron el rescate. España ocupa el puesto número 21 entre los países que más pagan el rescate de datos, con una media de 175.344 euros por coste de los chantajes.

ransomware

El ransomware es uno de los ciberataques que más preocupan a los resposables de TI, porque las cifras de su incidencia son implacables. La multinacional líder en servicios de ciberseguridad Sophos acaba de publicar su encuesta anual “El Estado del Ransomware 2022”, acerca de experiencias reales con el ransomware y realizada sobre más de 5.000 empresas en todo el mundo.

El estudio, que será presentado a primeros de mayo en España, pone de manifiesto cifras globales, pero también se fija por zonas geográficas y por países. Y nuestro país, lamentablemente, se sitúa a niveles similares a los del resto de países en cuanto a ransomware se refiere en sus empresas e instituciones. 

El porcentaje de organizaciones afectadas por el ransomware en el último año en España fue del 71%, según la encuesta, y así lo reconocieron 150 de nuestras empresas consultadas, un notable aumento frente al 44% de empresas españolas que fueron atacadas el año anterior, es decir, en 2020. España ocupa el puesto número 12 en cuanto a ataques sufridos y reconocidos a nivel mundial y nos superan en nuestro entorno Austria, que ocupa el primer puesto, con un 84% de ataques reconocidos,  y también Francia, Bélgica, Polonia y Hungría. Superamos en ataques de ransomware la media mundial del 66%, de las 5.600 empresas consultadas globalmente.

En cuanto a la tasa de cifrado en los ataques de ransomware, 106 empresas españolas reconocieron haberlo sufrido, y por ello ocupamos el octavo lugar mundial, de nuevo por detrás de países como Austria y Francia entre otros.  A la hora de pagar, un 38% de las empresas españolas atacadas pagaron el rescate. Nuestro país se pone en el lugar número 21 de la lista de países en lo que se han realizado pagos para el rescate de los datos. Nuestra media está en los 175.344 euros (184.906 dólares). De los países que más dinero han abonado como media a los ciberdelincuentes el líder es Japón (4.327024 millones de dólares), y del entono europeo nos superan en cifras Hungría, Italia, Suiza, Francia, la República Checa y Alemania.

En definitiva, España no muestra mal papel en la lucha contra este tipo de ataques y su resistencia contra el chantaje que suponen, puesto que el coste medio del rescate pagado por las compañías a nivel mundial se multiplicó casi por cinco, hasta los 812.360 dólares, respecto al último año.

 

El ransomware cerca de doblar su incidencia mundial

El estudio analiza el impacto del ransomware en 5.600 empresas de entre 100 y 5.000 trabajadores, tanto en el sector privado como público, de 31 países repartidos entre Europa, América, Asia-Pacífico y Asia Central, Oriente Medio y África, de las cuales, 965 han compartido detalles de pagos de rescates de ransomware en la elaboración del estudio.

A nivel global, un 66% de las compañías encuestadas afirmaron haber sido atacadas el año pasado, frente al 37% que lo fueron en 2020. Este tipo de ciberataques ha estado a punto de doblar su incidencia de una año para otro. El coste medio de los rescates pagados por las empresas que vieron sus datos cifrados en su ataque de ransomware más significativo, se multiplicó casi por cinco hasta alcanzar los 760.166 euros (812.360 dólares), con un aumento de tres veces más en el número de empresas que pagaron rescates de 1 millón de dólares o más.

El 46% de las corporaciones encuestadas a nivel mundial que sufrieron el cifrado de sus datos pagaron el rescate para recuperarlos, incluso a pesar de tener otros medios de recuperación de datos como las copias de seguridad. "Junto con el aumento de los pagos, la encuesta muestra cómo la proporción de víctimas que pagan el rescate también sigue creciendo, incluso cuando pueden tener otras opciones disponibles", comenta Chester Wisniewski, investigador principal de Sophos.

"Esta situación podría deberse a varias razones, incluyendo copias de seguridad incompletas o el deseo de evitar que los datos robados aparezcan en una web de filtraciones públicas. Tras un ataque de ransomware suele haber una gran presión para volver a funcionar lo antes posible. Restaurar los datos cifrados utilizando las copias de seguridad puede ser un proceso difícil y largo, por lo que puede resultar tentador pensar que pagar un rescate a cambio de una clave de descifrado es la opción más rápida”, continúa explicando Wisniewski.

Según este experto, la opción del pago está cargada de riesgos. Las empresas no saben lo que los atacantes podrían haber hecho, como por ejemplo añadir puertas traseras o copiar las contraseñas entre otras cosas. Si las organizaciones no limpian a fondo los datos recuperados, acabarán con todo ese material potencialmente tóxico en su red y potencialmente expuestos a un nuevo ataque.

 

Principales conclusiones sobre el ransomware sufrido en 2021

El trabajo realizado pone sobre la mesa de los responsables mundiales de la lucha contra los ciberataques de ransomware las siguiente conclusiones:

  • Los pagos de rescates son más altos. En el último estudio, correspondiente a 2021, el 11% de las empresas afirmaron haber pagado rescates de 1 millón de dólares o más, frente al 4% en 2020, mientras que el porcentaje de organizaciones que pagaron menos de 10.000 dólares cayó al 21% frente al 34% que lo hicieron en 2020.
  • Cada vez más víctimas están pagando el rescate. El caso de España es muy ilustrativo con ese 38% de las empresas españolas que sufrieron el cifrado de datos y pagaron el rescate en 2021, frente al 46% a nivel global. De hecho, un 26% de empresas que pudieron haber restaurado los datos cifrados utilizando copias de seguridad, también pagaron el rescate.
  • El impacto de un ataque de ransomware puede ser inmenso. El coste medio a nivel mundial para recuperarse en 2021 fue de 1,4 millones de dólares. El plazo de recuperación medio es de 1 mes para que las empresas se recuperen de los daños y las interrupciones. El 90% de las empresas a nivel global aseguró que el ataque había impactado en su capacidad de operar, ascendiendo al 92% en el caso de las organizaciones españolas, y el 86% de las víctimas globales del sector privado afirmó que había perdido negocios o ingresos debido al ataque.
  • Muchas empresas confían en los ciberseguros para ayudarles a recuperarse de un ataque de ransomware. El 83% de las empresas españolas (mismo dato para valores globales, el 83%) contaban con un ciberseguro que les cubría en caso de un ataque de ransomware y, en el 98% de los incidentes, la aseguradora pagó una parte o la totalidad de los costes incurridos (en el 40% de los casos cubrió el pago total del rescate).
  • La experiencia con los servicios de ciberseguros ha cambiado en el último año, según el 94% de las organizaciones que tienen un ciberseguro, con mayores exigencias en cuanto a medidas de ciberseguridad, pólizas más complejas o caras y menos empresas ofreciendo la protección del seguro.

Pese a la evolución al alza de los datos, Wisniewski cree que los resultados sugieren que podríamos haber llegado a un punto álgido en el viaje evolutivo del ransomware, en el que la avaricia de los atacantes por pedir rescates cada vez más altos está chocando frontalmente con un endurecimiento del mercado de los ciberseguros, ya que las aseguradoras buscan cada vez más reducir el riesgo y la exposición. Según él “muchos proveedores de ciberseguros han cubierto una amplia gama de costes de recuperación del ransomware, incluido el rescate, lo que probablemente ha contribuido a que las cantidades demandas en los rescates sean cada vez más altas”.



TE PUEDE INTERESAR...

LEGISLACIÓN

Luz verde a NIS2

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

IDG Research

Registro:

Eventos:

 

Partnerzones