Seguridad
Ciberseguridad

La gestión de identidades y la nube impulsan los nuevos presupuestos de seguridad

Los CISO también dicen que quieren una mejor gestión de riesgos de terceros, seguridad de inteligencia artificial y soluciones de reducción de riesgos humanos.

IA nube

La mayoría de las organizaciones está aumentando sus presupuestos de ciberseguridad, y los CISO planean ampliar el gasto en gestión de identidad y acceso (IAM) y en servicios de protección en la nube, según una encuesta de Team2023. Además, añade, estos líderes también están buscando soluciones mejoradas de gestión de riesgos de terceros, seguridad de inteligencia artificial (IA) y errores humanos e internos.

Otra investigación publicada en junio sugería que estos aumentos del gasto están perdiendo la marca, con reacciones instintivas y expectativas poco prácticas que obstaculizan la capacidad de los CISO para realizar inversiones críticas para el negocio. Estas conclusiones, procedentes de la compañía BSS, indican que las expectativas equivocadas de los titulares de presupuestos con respecto al gasto en seguridad están causando problemas, a pesar de los notables aumentos.

 

IAM y seguridad en la nube, principales áreas de inversión

El 56% de los encuestados informó de un aumento presupuestario desde 2022. Alrededor del 63% de los CISO que operan en el dominio de la tecnología vieron aumentar los presupuestos de seguridad, llegando al 76% de los CISO en los sectores industrial, fabricación, movilidad y energía. La mayoría de las empresas con más de 50 empleados de ciberseguridad recibe ahora unas partidas anuales que superan los 10 millones de dólares. Solo el 19% de los preguntados citó recortes, principalmente en compañías más grandes, con más de 100 empleados de ciberseguridad, mientras que el 25% no notó ningún cambio.

Las expansiones del gasto son más amplias en dos categorías. La primera, IAM, con el 46%. Esta abarca el gobierno y la administración de identidades, la gestión de acceso privilegiado, la autenticación y la gestión de identidades de máquinas.

La segunda es la seguridad en la nube, también con un 46%. Esta abarca plataformas de aplicaciones nativas en cloud, gestión de postura de seguridad en la nube, plataformas de protección de cargas de trabajo y detección y respuesta. El crecimiento en el uso de la nube ha incrementado la necesidad de soluciones dedicadas para abordar las nuevas complejidades que no eran necesarias en los entornos locales.

En contraste, el gasto en las áreas de evaluación de riesgo (16%), servicios de seguridad (11%) y protección de infraestructuras (10%) es probable que sea significativamente menos común. La información de seguridad y la gestión de eventos (SIEM) fue el producto que los CISO están más interesados en eliminar o reemplazar, y el estudio dice que muchos de ellos consideran que el SIEM tradicional carece de rendimiento debido a las limitaciones de personal, financiación y pilas de datos.

 

Los mayores problemas para los CISO

Los encuestados citaron abrumadoramente la gestión de riesgos de terceros (48%), la seguridad de la IA (48%) y las amenazas internas (40%) como los problemas más agudos que enfrentan sus organizaciones, y las soluciones existentes no satisfacen las necesidades en estas áreas, según el informe.

La mayor integración de la infraestructura de terceros, incluidos los productos de software como servicio (SaaS), plataforma como servicio (PaaS) y registro como servicio (LaaS), ha aumentado la vulnerabilidad de las empresas a los riesgos de terceros, según el informe. Mientras tanto, el mercado de soluciones de gestión de riesgos de terceros sigue fragmentado, lo que obliga a los CISO a comprometerse al seleccionar sus productos de gestión de riesgos.

Algunos riesgos de terceros, como los asociados con SaaS, se ven amplificados por la IA generativa, que introduce nuevas amenazas que actualmente no se entienden, según el informe. Los atacantes pueden abusar de la IA generativa para identificar vulnerabilidades, mientras que garantizar que los agentes / modelos funcionen según lo previsto es otro problema. Los datos utilizados deben ser confiables, y existe una creciente necesidad de soluciones que aborden amenazas como la manipulación o manipulación de datos.

Con respecto a las amenazas internas y los factores humanos, los CISO continúan enfrentando amenazas potenciales introducidas por los trabajadores que superan los beneficios de la velocidad y la conveniencia sobre la gestión de riesgos, junto con daños deliberados o sabotaje. Como resultado, se espera que el número de organizaciones con programas formales de gestión de riesgos internos aumente del 10% actual al 50% para 2025.



TE PUEDE INTERESAR...

Accede a la cobertura de nuestros encuentros
 
Lee aquí nuestra revista digital de canal

DealerWorld Digital

 

Forma parte de nuestra comunidad
 
¿Interesado en nuestros foros? 

 

Whitepaper