CIBERCRIMEN | Noticias | 19 MAR 2019

225.000 intentos diarios de 'phishing' en 2018

El 'phishing' sigue siendo el método de ataque preferido por los ciberdelincuentes, según los resultados del último Informe de Inteligencia en Seguridad que Microsoft acaba de hacer públicos.
phishing correo
Redacción

Las detecciones de phishing por correo electrónico aumentaron un 250% en el año 2018 y, según los informes mensuales que realiza Microsoft, esta tendencia continúa en 2019. Durante el mes de enero de 2019, el equipo de Seguridad de Microsoft detectó un promedio de 225.000 intentos diarios de phishing, que se incrementaron hasta los 300.000 en febrero, cuando se alcanzó un máximo de 480.000 el día 14 de dicho mes. Después de este pico, la actividad volvió a estar por debajo de los niveles de enero. 

“En Microsoft, analizamos más de 6,5 billones de incidencias de seguridad al día, lo que nos permite tener una amplia y única perspectiva sobre las tendencias en el sector de las ciberamenazas. Estamos plenamente comprometidos con la seguridad de los usuarios. Trabajamos en colaboración con las fuerzas y cuerpos de seguridad especializados en ciberdelitos, para combatir este tipo de ataques en todo el mundo, alertando y educando a los consumidores, ofreciéndoles asesoramiento y recursos para poder identificar, evitar y denunciar a los delincuentes”, señala Héctor Sánchez Montenegro, director de Tecnología de Microsoft Ibérica.

Con el objetivo de hacer frente a esta escalada en ataques phising, Microsoft aconseja a los usuarios llevar a cabo cinco sencillas medidas y seguir unas pautas de seguridad para mantener protegida su información:

-No confiar sólo en las contraseñas: cuando sea posible, se recomienda utilizar siempre autenticación multifactorial,

-Permanecer atento a los correos electrónicos sospechosos: desconfiar de todos los enlaces y archivos adjuntos, especialmente cuando el usuario no espere ningún correo electrónico, por ejemplo, de la entidad bancaria de su tarjeta de crédito o de una institución financiera. En estos casos, se recomienda aplicar un escrutinio adicional a los enlaces y archivos adjuntos, como la doble comprobación directa con el remitente antes de abrir o descargar un archivo adjunto.

-Inspeccionar cuidadosamente las URL: pasar el ratón por encima de los enlaces para inspeccionar la URL sospechosa antes de acceder al sitio web y comprobar que le está dirigiendo al sitio que esperaba. Los acortadores de URL proporcionan mucha comodidad, pero pueden dificultar esta comprobación. Si el usuario no está seguro, en lugar de hacer clic en un enlace, se recomienda utilizar un buscador para llegar al sitio web legítimo e iniciar sesión desde allí.

-Desconfiar de los adjuntos: si el usuario no acaba de hacer una compra online, no debe dejarse engañar al recibir un correo electrónico con una factura de una empresa. El envío de facturas falsas para este tipo de servicios es uno de los métodos más utilizados por los ciberdelincuentes para engañar a la gente, con el objetivo de que abran un archivo malicioso que podría infectar de malware sus equipos. Los archivos adjuntos maliciosos también pueden contener enlaces que descargan y ejecutan programas dañinos. Se han detectado, por ejemplo, PDFs que contienen enlaces de apariencia inocua, que llevan a los usuarios a descargar accidentalmente software malicioso, diseñado para robar sus credenciales.

-Mantener el software actualizado: instalar en los equipos un sistema operativo moderno, como Windows 10, con las últimas actualizaciones y funcionalidades de seguridad, y con protección antivirus incorporada, como Windows Defender Antivirus.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios