privacidad
Google

Google acuerda eliminar millones de datos recopilados de navegaciones en modo privado

El acuerdo también incluye el compromiso de la tecnológica de mejorar sus políticas de divulgación.

Google

En un avance significativo para la privacidad en línea, Google ha acordado destruir miles de millones de registros de datos, resolviendo una demanda colectiva que acusaba al gigante tecnológico de rastrear a los usuarios que creían que estaban navegando en modo privado. Los demandantes habían valorado el acuerdo en más de 5.000 millones de dólares, pero finalmente la compañía no pagará ningún daño. Sin embargo, los usuarios pueden solicitar individualmente una compensación a la empresa.

La demanda se inició en 2020 y acusaba a Google de recopilar datos de los usuarios de su navegador web Chrome incluso cuando activaron su función “incógnito”, diseñada para evitar dicho seguimiento. A pesar de la opción de navegación privada, la demanda alegaba que las herramientas de Google en los sitios web, incluidas sus tecnologías publicitarias, seguían recopilando datos de los usuarios.

El acuerdo alcanzado en diciembre también incluye el compromiso de Google de mejorar sus políticas de divulgación. "Google con acepta reescribir sus divulgaciones para informar a los usuarios que  recopila datos de navegación privados, incluso divulgando explícitamente ese hecho en su Política de Privacidad y en la Pantalla de Presentación de Incógnito que aparece automáticamente al comienzo de cada sesión de Incógnito", se dijo en una presentación. "Los demandantes obtuvieron un acuerdo en el que Google ya comenzó a implementar estos cambios, sin esperar la aprobación final del tribunal".

Además, durante los próximos cinco años, Google permitirá a los usuarios en modo incógnito bloquear las cookies de terceros, lo que marca un paso importante en la privacidad del usuario.

"El acuerdo con Google Chrome es parte de una tendencia más amplia de consumidores que presentan quejas sobre el uso de sus datos de maneras que no esperan", dice Stephanie Liu, analista senior de Forrester. “El núcleo de esta demanda giraba en torno a la afirmación del Modo Incógnito de 'Ahora puedes navegar de forma privada'. (Google actualizó el lenguaje en respuesta a la demanda). Los usuarios argumentaron que no esperaban que Google capturara volúmenes de datos en estas sesiones de navegación supuestamente privadas”. 

 

Las preocupaciones sobre la privacidad ocupan un lugar central

Las preocupaciones sobre la privacidad en línea se han vuelto cada vez más prominentes y los riesgos son sustanciales en una era en la que la IA está más integrada en las plataformas tecnológicas. Los expertos advierten de que los recolectores de datos y los intermediarios que comercian con información de los usuarios elaboran perfiles personales exhaustivos. En caso de una violación de la seguridad, estos datos confidenciales podrían traficarse en la web oscura, creando un grave riesgo de robo de identidad.

El año pasado, un informe del Departamento de Seguridad Nacional de EE.UU. reveló que varias agencias gubernamentales del país habían participado en el uso no autorizado de datos de ubicación de teléfonos inteligentes, violando las normas de privacidad. Estas agencias adquirieron datos de ubicación e identificadores de publicidad (AdID) a través de transacciones con corredores de datos que compilaron esta información en numerosas aplicaciones.

“Del mismo modo, ha habido un constante redoble de quejas, demandas y acciones regulatorias centradas en empresas que recopilan o comparten datos de clientes de maneras inesperadas”, asegura Liu. "El aumento de demandas colectivas y quejas orientadas a la privacidad muestra que los consumidores son cada vez más conocedores de la privacidad y están tomando medidas".  

Liu añade que la transparencia es fundamental ahora. Las empresas deben explicar cómo se comparten y utilizan los datos. "Y para las empresas que estén pensando en ampliar silenciosamente sus políticas de privacidad o términos de servicio, la Comisión Federal de Comercio ya ha advertido que esta práctica podría ser injusta o engañosa. Piense en el cliente en estas decisiones: ¿estará de acuerdo con la forma en que usamos o compartimos sus datos? Si la respuesta es no, es hora de volver a la mesa de diseño”.



TE PUEDE INTERESAR...

Webinar ondemand

Accede a la cobertura de nuestros encuentros
 
Lee aquí nuestra revista digital de canal

DealerWorld Digital

 

Forma parte de nuestra comunidad
 
¿Interesado en nuestros foros? 

 

Whitepaper

Documento Pure Storage y Kyndryl INFRAESTRUCTURAS