Ciberseguridad
Google
Microsoft
cibercrimen

Google también pretende comprar la firma de ciberseguridad Mandiant

Google mantiene conversaciones para comprar la firma de seguridad cibernética Mandiant, especializada en respuesta a ciberataques, también pretendida por Microsoft. La lucha contra el ciberterrorismo por fin alcanza la mayoría de edad, por inedulible, y le salen pretendientes por doquier.

También te puede interesar:
google

Google está negociando para comprar la firma de seguridad cibernética Mandiant, empresa especializada en respuesta a ciberataques, que cuenta con otro pretendiente de calado mundial, Microsoft, tal y como se pudo conocer a principios del pasado mes de febrero.

Las acciones de Mandiant cerraron con una subida del 16% en el Nasdaq tras la noticia. La empresa, que tiene una capitalización de mercado de alrededor de 4.530 millones de dólares, se centra en la respuesta a incidentes cibernéticos y las pruebas de seguridad cibernética.

El acuerdo podría impulsar el negocio de computación en la nube de Google, que genera más de 19 mil millones de dólares anuales, pero ha estado perdiendo miles de millones de dólares al año, y ayudarlo a competir con su rival más grande, precisamente Microsoft Corp.

La pretendida y valorada Mandiant volvió a convertirse en una entidad independiente el año pasado, cuando FireEye Inc, que adquirió la compañía en 2013, vendió su negocio de productos y el nombre FireEye por 1.200 millones de dólares a un consorcio liderado por la firma de capital privado Symphony Technology Group.

Precisamente la ciberseguridad y la respuesta a los ciberataques es un negocio floreciente tras el incremento del cibercrimen en todas sus manifestaciones durante los últimos dos años, en los que ha aumentado debido a la pandemia de la COVID-19, y los nuevos parámetros sociales de teletrabajo y ruptura de los límites espaciales de la seguridad de las TIC que ha supuesto a lo largo y ancho del mundo.

La injerencia del cibercrimen de Estado, que en los últimos años ha incidido en decisiones políticas y sociales mediatizadas por su acción, alcanza mayor importancia si cabe con el estallido de la última crisis bélica surgida tras la invasión de Ucrania por parte de Rusia, precisamente el Estado sobre el que más sospechas de injerencia en materia de Fake News y cibercrimen acumula.



TE PUEDE INTERESAR...

Partnerzones

Registro:

Eventos:

 



Revistas Digitales IDG

DealerWorld Digital

IDG Research