Ciberseguridad
Canal
Inteligencia artificial
Edge computing

"Las vulnerabilidades de la IA empiezan a ser explotadas por los ciberdelincuentes"

Alberto Bellé y Fernando Maldonado, consultores de Foundry España, analizan cómo afecta la ciberseguridad al puesto de usuario, a los accesos de los usuarios, de qué manera proteger el Edge, de qué manera afectará la ciberseguridad al desarrollo de la Inteligencia Artificial, y la importancia de contar con las herramientas adecuadas de recuperación.

IDG Research
Play

Puede escuchar aquí la entrevista en vídeo:

 

Víctor Manuel Fernández / Imagen: Juan Márquez

La ciberseguridad volverá a ser motivo de preocupación para las empresas también en 2024 y, asimismo, motivo de negocio para el canal. Ya ha podido leer cuáles serán las principales tendencias que dominarán este año y, además, a qué ha de prestar atención el canal para mejorar las necesidades de seguridad de las empresas y, por consiguiente, mejorar su negocio.

Como de costumbre, hemos hablado con Alberto Bellé y Fernando Maldonado, consultores de Foundry España, quienes analizan esta cuestión desde los puntos de vista de cómo afecta la ciberseguridad al puesto de usuario, los accesos de los usuarios, de qué manera proteger el Edge, de qué manera afectará la ciberseguridad al desarrollo de la Inteligencia Artificial, y la importancia de contar con las herramientas adecuadas de recuperación.

 

Puesto de usuario

La pandemia trajo consigo la adopción generalizada del puesto de trabajo remoto que, con el paso de los meses, se ha mantenido hasta el punto de quedar institucionalizado en muchas empresas. “Está claro que en ese momento proliferaron las aplicaciones en el puesto de trabajo porque existía una necesidad de habilitarlos para trabajar. Ahora, además, hay que unir la tableta y teléfono inteligente como dispositivos desde los que los trabajadores realizan su desempeño laboral. Eso lleva a los equipos de seguridad a determinar sobre qué actuar y de qué manera. Y, sobre todo, dónde poner las prioridades; pues no se trata de café para todos, sino de respetar la gran variedad y heterogeneidad de dispositivos. Y es aquí donde el canal tiene por delante un reto realmente interesante”, determina Alberto Bellé.

 

El quid del acceso

Al igual que Alberto Bellé ha centrado su análisis en los dispositivos, hay otro aspecto prioritario al que las empresas deben dar acceso y que es otra perspectiva de negocio para el canal: el acceso. Fernando Maldonado admite que existe preocupación en ciertos sector al respecto, como es el caso del sector bancario financiero, y que se extiende al resto de los sectores.

Hay un cuestionamiento sobre lo que son, por ejemplo, las contraseñas. No hay duda de que estamos buscando una alternativa a ellas, pero llevamos ya mucho tiempo conviviendo con ellas. Está claro que la preocupación va más allá incluso de las contraseñas y empezamos ya a ver cómo a algunos sectores empieza a darles vértigo accesos como, por ejemplo, los biométricos. Si nos centramos en la Inteligencia Artificial generativa, está claro que se trata de una tecnología que va a dejar obsoletas muchas cosas. Una de ellas es, cómo no, los accesos, de ahí la preocupación existente. Lo que es destacable es que cada vez más empresas se muestran receptivas a todo lo que represente innovación y búsqueda de nuevas alternativas de enfoques para proteger esos accesos”, desarrolla Fernando Maldonado.

 

El ’Edge’

¿Cómo afecta la ciberseguridad al Edge? “Le afecta, y mucho”, explica Alberto Bellé. En su opinión, “urge protegerlo, porque surgen nuevas oportunidades de la mano de los dispositivos inteligentes, a lo que hay que unir las necesidades energéticas de esos dispositivos. Ahí hay una oportunidad para el canal. Luego está el dato, que pueden perderse o quedar contaminados, y son elementos indispensables para cualquier negocio. ¿Qué debería hacer el canal entonces? Determinar las necesidades y concretar las prioridades que tiene la empresa en cuanto al Edge según el tipo de negocio, pues no es lo mismo una dedicada a los suministros que otra centrada en logística, por poner el caso”.

 

La seguridad y la IA

Está claro que este años nos vamos a hartar de la IA, como admite Fernando Maldonado; quien prefiere centrarse en dos aspectos. “El primero es el uso que se da a la misma tecnología. ¿Qué pasa con los desarrollos basados en la IA? Porque está claro que ese uso ha generado una serie de vulnerabilidades, y lo peor es que esas vulnerabilidades empiezan a ser explotadas por los ciberdelincuentes. De hecho, ya estamos empezando a ver los primeros casos”.

Por otro lado, concuerda Maldonado, está en el cuidado que hay que tener a la hora de controlar la propia IA para evitar su automatización para la toma de determinadas decisiones. “En consecuencia, te diría que este año asistiremos a Inteligencia Artificial contra Inteligencia Artificial, y eso es lo que tiene que aprender a manejar el canal”.

 

El valor de la recuperación

La guerra ciberénetica es un hecho y las grandes damnificadas son las empresas. Eso hace que el canal tenga ante sí una importante oportunidad de negocio. Y está claro que, en caso de un ataque, la supervivencia de la empresa puede depender de su capacidad de recuperación. “Las empresas saben que van a ser atacadas, lo admiten, saben dónde se juega la partida, pero el quid de la cuestión es cómo te vas a recuperar, con qué velocidad, cuánto tiempo van a estar tus servicios caídos o disponibles. Está claro que los datos son cada vez más importantes, pero lo que el canal tiene que hallar para las empresas es encontrar un equilibro entre aquello que es de su propiedad y lo que tiene en la nube. Es decir, entre el legacy y el cloud. Es ahí donde el canal juega un papel destacado como consultor de las necesidades de sus clientes”, determina Alberto Bellé.

 

El papel del canal

En resumen, el canal tiene ante sí un reto apasionante, que consiste en cubrir todos los aspectos de los que se ha mencionado en este análisis. “Hemos arrancado con la necesidad de simplificar la heterogeneidad de dispositivos que tiene una empresa. A esto hay que unir la necesidad de que se adopte la innovación por parte de las empresas cubriendo todos estos aspectos hemos mencionado. Eso me lleva a centrarme en dos aspectos: el primero es que el canal tiene que generar su propio discurso respecto a lo que es la inteligencia artificial. Eso implica que aquella figura tiene que encontrar su propia voz en este océano de comunicaciones en torno a lo que la inteligencia artificial puede o no puede; y en segundo lugar, ha de afrontar toda esa simplificación o consolidación de herramientas para reorganizarse a la hora de manejar su negocio. Está claro que son muchas tecnologías que el canal ve con buenos ojos, por lo que se puede concluir que 2024 va a ser un año en el canal tendrá que reorganizarse en torno a este nuevo escenario”, concluye Fernando Maldonado.



TE PUEDE INTERESAR...

Webinars

Accede a la cobertura de nuestros encuentros
 
Lee aquí nuestra revista digital de canal

DealerWorld Digital

 

Forma parte de nuestra comunidad
 
¿Interesado en nuestros foros? 

 

Whitepaper