TENDENCIAS | Noticias | 24 JUN 2020

Ciberseguridad, un impulso para la transformación digital en tiempos de teletrabajo

La crisis del coronavirus ha provocado que la única opción de miles de empresas para asegurar la continuidad de sus operaciones pase por el teletrabajo masivo. Este fenómeno ha pasado de ser aplicado en un 10% de compañías en España a más de un 90% en cuestión de pocos días.
mesa redonda microsoft, seguridad
Redacción

 

La crisis del coronavirus ha provocado que la única opción de miles de empresas para asegurar la continuidad de sus operaciones pase por el teletrabajo masivo. Este fenómeno ha pasado de ser aplicado en un 10% de compañías en España a más de un 90% en cuestión de pocos días. La adaptación a esta nueva situación ha redundado concretamente en la ciberseguridad; el tradicional perímetro de seguridad se ha roto y la superficie de ataques se ha incrementado todavía más. Es por ello que los departamentos de ciberprotección se están enfrentando a grandes desafíos como el control de los accesos de los dispositivos remotos, las estrategias VPN o la monitorización de amenazas.

Para dar luz a las nuevas estrategias de los Ciso, IDG y Microsoft organizaron ayer un debate virtual en el que participaron nombres propios destacados de la industria de empresas como SIA-Indra,  BBVA Next Technologies, Ferrovial, Iberdrola, Naturgy, Sanitas y Técnicas Reunidas.

En primer lugar, Pablo Vera, enterprise security executive de Microsoft, aseguró que un proceso que iba a durar varios años, como es el de la transformación digital, se ha tenido que acelerar en dos meses. Sin embargo, una vez superada la parte más dura de la crisis sanitaria, las organizaciones han empezado a instalar un modelo híbrido entre el teletrabajo y la presencia en las oficinas basado en la rotación de personal. “Hay que cuidar estos dos escenarios teniendo en cuenta que la superficie de riesgo se vuelve a expandir y que los empleados tienen que colaborar de una manera efectiva y ser productivos”, dijo. Asimismo, añadió, hay que estar preparados para los posibles rebrotes y volver atrás en caso de que sea necesario.

Dentro de este tablero de juego, contó Julio García, enterprise security executive de Microsoft, ha habido un replanteamiento de las dependencias de los controles perimetrales. Para Microsoft, el presente pasa ya por la filosofía zero trust, que se basa en no confiar en nadie y en el control y visibilidad de absolutamente todos los sistemas. La compañía de Redmond acompaña a este modelo con tecnologías cloud y de inteligencia artificial. Además, añadió, “estábamos todavía centrándonos en las estrategias de red, pero la identidad es el nuevo plano de control. Es el punto débil que aprovechan la mayoría de los ataques”. En este aspecto, la compañía apuesta por eliminar contraseñas para saltar a modelos passwordless.

Podrá leer la cobertura completa del debate en el número de julio de CSO Digital.



TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios