Cloud Computing
Ciberseguridad

Del perímetro controlado a un escenario de incertidumbre

La migración a la nube y el teletrabajo han permitido seguir operando durante la pandemia, pese al confinamiento y las restricciones. En muchas ocasiones, esta transformación se ha hecho de forma acelerada, dando prioridad a la productividad frente a la seguridad. Ahora es el momento de analizar y resolver las deficiencias y planificar el futuro.

mesa redonda Inetum

 

El incremento del uso de la nube y los retos que comporta para la seguridad de las empresas fueron los temas que vertebraron la mesa redonda El desafío de la ciberseguridad; nuevo paradigma para un escenario digital, organizada ayer por ComputerWorld con la colaboración de Inetum.

“Desde marzo de 2020, la nube ha permitido que todas las organizaciones hayan podido seguir operando, posicionándose como un espacio idóneo para trabajar. Aunque existen muchos aspectos que hay que tener en cuenta en este entorno. Son muchas nubes que hay que integrar, procesos que hay que cambiar… Y la seguridad es un pilar en todas las organizaciones, puesto que cualquier caída o fuga de datos afecta directamente al negocio”, comentó María José Marzal, directora de ComputerWorld, en el arranque del encuentro.

 

Proceso acelerado

Iñaki Regidor, CIO de EITB Euskal Irrati Telebista, afirmó que la situación está siendo “un sinvivir” para los responsables de seguridad. “Te quedas con la sensación de que lo que tenías controlado, se descontrola totalmente. Hemos pasado de un perímetro conocido a uno desconocido, donde empiezan a intervenir actores en los que no tienes toda la confianza… Es un escenario complicado para cualquier CIO o Ciso. Además, todo tiene que estar ‘para ayer’”, afirmaba.

Olga Forné, Ciso de Grupo Mediapro, coincidió en destacar esta premura. “Desde que empezó la pandemia, es un proceso acelerado. Todo es ‘para ayer’. Pero faltan recursos y personas y estamos a la carrera, intentando llegar día tras día”, anotaba.

Julio Collado, Ciso de Prisa Tecnología, admitió que muchas empresas se han visto desbordadas en el proceso de migración a la nube pública, descuidando la seguridad. “Se ha puesto énfasis en la productividad y en la rapidez de despliegue, y no tanto en la seguridad. Además, el control y capacidad actual sobre la vigilancia de la seguridad en esos entornos es limitada. Es un reto que tenemos por delante”.

Juan María San Félix, CIO de Vocento, explicó que el principal cambio que se ha experimentado en el último año en el ámbito de la seguridad ha sido el tránsito desde un concepto de seguridad perimetral hacia “acciones relacionadas con el puesto de trabajo, el empleado y las nubes que vamos incorporando”. Asimismo, Juan Manuel Ruiz, director de Tecnología y Sistemas de Agencia EFE, indicó que la migración a la nube supuso la configuración de “un escenario multiacceso en el que perdimos el control acerca de cómo se conectaba la gente para producir”. “Lo prioritario era hacer que la gente pudiese trabajar, y la seguridad ha ido a remolque”, agregaba.  

Por otro lado, Rafael Ortega, director de Inetum Digital Risk, remarcó que la transición al cloud exige un análisis de costes y beneficios. “La nube soporta casi todo en productividad, pero introduce riesgos de ciberseguridad. Los CISO nos tenemos que convertir en auténticos contables, porque puede costar más la ciberseguridad que el propio servicio”, explicaba.

 

Principales amenazas

San Félix puntualizó que algunas de las amenazas que se ciernen sobre su empresa son los ataques mediante bots, que afectan al rendimiento de los sitios web y que, además, pueden distorsionar la publicidad programática o acarrear un robo de información. En cualquier caso, remarcó que la principal amenaza es el malware que llega a los dispositivos de los empleados. “Es donde más ataques se detectan y donde un problema puede tener un impacto mayor y más duradero, ya sea un robo de información, secuestro de datos, etc.”. detallaba.

Por otro lado, el director de Inetum mostró su preocupación acerca del control sobre los equipos que operan desde fuera de la organización, como desarrolladores, administradores de las nubes, etc. Y también expuso su inquietud acerca de la forma de desarrollar software, “yendo a repositorios, sin demasiado control de la línea de código”. En este sentido, Alfonso Peiró, director de Tecnología de Prensa Ibérica-Grupo Zeta, advirtió acerca del riesgo que comporta utilizar estas librerías de terceros si no se actualizan. “Todo el mundo conoce sus vulnerabilidades y pueden generar un problema de ciberseguridad”.

Por su parte, Ramón Ortiz, responsable de Ciberseguridad de Mediaset, se detuvo en la dificultad que supone trasladar a la nube las mismas políticas de seguridad que se venían aplicando a los servicios y servidores on premise.

 

Gestión de la identidad

Ortiz especificó que otros de los retos de esta transición ha sido la implementación de medidas o controles reforzados de acceso a la red corporativa. “La monitorización de la entrada de usuarios estaba fragmentada. Unificar esa actividad en entornos híbridos ha supuesto un gran esfuerzo”, reconoció.

El Ciso de Prisa Tecnología también hizo especial hincapié en la importancia de garantizar “el acceso a la información autenticada y segura, esté donde esté, ya sea on premise, en la nube privada o en la nube pública”. Además, puso el acento en la gestión de las cuentas privilegiadas, puesto que “cualquier ataque depende de los movimientos laterales del atacante y el escalado de permisos que logre”.

Asimismo, Ruiz remarcó que “el usuario es el eslabón más débil; y al tener a mucha gente teletrabajando, ese eslabón es aún más débil”, por lo que señaló que la securización de dispositivos y puestos de trabajo es una de las prioridades. “Hay que securizar la autenticación con herramientas de doble factor, así como mejorar la seguridad de los dispositivos móviles, mediante soluciones MDM”, especificaba el CIO de Vocento.

 

Área transversal

El director de Tecnología y Sistemas de Agencia EFE remarcó que “la seguridad tiene que ser algo estructural ante cualquier decisión que se tome”. “No es una capa más, sino que debe estar intrínseca en todos los sistemas y servicios que se van incorporando”, precisaba. Igualmente, el responsable de Ciberseguridad de Mediaset señaló que “ahora la ciberseguridad es muy transversal y se tiene en cuenta desde el diseño”. No en vano, San Félix afirmó que “hay que erradicar la idea de que la seguridad la debe proporcionar sólo el equipo de seguridad”, puesto que es una tarea de todos.

Ortega también insistió que las organizaciones han de asimilar que “la ciberseguridad no sólo aporta valor, sino que “una mala seguridad produce costes, un daño económico tremendo, daños de imagen y posibles problemas de multas”.

Por su parte, Collado anotó que “es importante hacer que la seguridad forme parte del ADN de nuestras compañías”, además de hacer entender a la dirección el nivel de riesgo al que podemos estar expuestos. “Es un problema de gestión de riesgos. Y hay que tenerlo en cuenta desde un punto de vista de compañía, no sólo de seguridad. Se trata del nivel de riesgo que la empresa esté dispuesta a asumir, teniendo en cuenta coste y beneficio”.



Revista Digital

Revista Digital CSO junio 2021

Próximo Webinar

Cybersecurity Evolved

Partnerzones IDG
Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Ya disponible en IDG Research: