Tendencias

"Este año podríamos ver la fusión de dos grandes empresas para crear una superpotencia de ciberseguridad"

Para Marc van Zadelhoff, CEO de Devo, 2023 será el año de la inteligencia artificial, una tecnología esencial para la detección y el bloqueo de amenazas.

Marc van Zadelhoff, CEO de Devo

Teniendo en cuenta el actual repunte de ciberataques, ¿cuáles son los principales desafíos que encara la industria en 2023?

La recesión económica mundial ha generado varios desafíos en la industria. En primer lugar, ha habido un aumento de los ciberataques, ya que estos contextos de crisis son el mejor momento para que el crimen organizado y los actores estatales se dirijan a las organizaciones, que, en muchos casos, están recortando costes y personal. Para las empresas que han reducido su fuerza laboral, puede llevar meses reorganizar y distribuir las cargas de trabajo internas, por lo que existe una gran ventana para que los ciberdelincuentes pasen desapercibidos y para que las víctimas respondan con lentitud. También sigue habiendo una escasez global de profesionales con experiencia para defenderse y responder a las amenazas. Esto supone que la brecha entre los ‘buenos’ y los ‘malos’ se agranda. Las compañías tienen que tomar muchas decisiones complicadas en torno a la inversión, y si bien no hemos visto una congelación total del gasto en seguridad, sí que existe un proceso de equilibrio de costes. Los equipos especialistas y las empresas de nicho tienen que hacer más con menos. Pero creo que el gasto en ciberseguriad será el primero en salir de la recesión.

 

¿Qué tendencias tecnológicas dominarán? ¿En qué proyectos trabaja la compañía?

Este es el año de la inteligencia artificial (IA). Llevamos años hablando de esta tecnología, pero la disponibilidad pública de ChatGPT ha abierto los ojos, de manera global, sobre cómo la IA puede aliviar las tareas repetitivas de la fuerza laboral. Hay un enorme potencial para esta tecnología en los centros de operaciones de seguridad (SOC, de sus siglas inglesas). Los analistas están bajo presión por el volumen, cada vez mayor, de alertas y amenazas. Y los humanos no pueden escalar al mismo ritmo de datos. Necesitamos aumentar el número de personas que trabajan en los SOC con herramientas de automatización. Este es uno de nuestros principales enfoques este año, y acabamos de anunciar una nueva solución autónoma de búsqueda de amenazas e investigación que utiliza IA de seguimiento de ataques para avanzar en la forma en que los equipos detectan, investigan y aseguran sus organizaciones.

 

Nos encontramos en un momento de consolidación del mercado con multitud de fusiones y adquisiciones en busca de plataformas holísticas. ¿Cómo ve este escenario?

En nuestra industria hay muchas empresas que se están quedando sin efectivo debido a las condiciones económicas, incluso aquellas que disponen de tecnologías importantes. Las grandes cuentas y los inversores con dinero están esperando a que el mercado toque fondo antes de lanzarse a comprarlas. Veremos muchas adquisiciones este año bajo este contexto. También estamos observando más compras dirigidas a adquirir características que las empresas no tienen tiempo o recursos de construir por sí mismas. Y, creo que dos de las 20 empresas más grandes del sector unirán sus fuerzas para crear una superpotencia de seguridad.

 

 

"Necesitamos aumentar el número de personas que trabajan en los SOC"

 

 

¿Cómo ha ido el mercado de la compañía en 2022 y qué expectativas tiene para 2023?

Seguimos aumentando el tamaño de nuestro laboratorio en Madrid, es nuestro punto central de innovación e I+D. A medida que Devo ha crecido y se ha convertido en un unicornio, solo vemos talento llamando a nuestra puerta. Tenemos una gran base de clientes en España que continúa creciendo muy bien. También estamos viendo un crecimiento de nuestros socios de canal en la región, que seguirán siendo un foco para 2023.

 

¿Qué nota le daría a la madurez del ecosistema español de empresas, administraciones públicas y ciudadanía en cuanto a ciberseguridad?

Las compañías y administraciones españolas se están tomando más en serio la ciberseguridad, y hay muchas oportunidades de crecimiento y mejora. Hemos visto al Gobierno del país hablar mucho más sobre ciberseguridad y asumir un papel de liderazgo en esfuerzos como la Iniciativa Contra el Ransomware. Los ciudadanos se enfrentan a las mismas estafas y amenazas que cualquier otro país, por lo que deben permanecer atentos y mantener una buena higiene cibernética. España es un objetivo lo suficientemente grande como para que los ciberdelincuentes ignoren a sus empresas y población, por lo que deben estar alerta.



TE PUEDE INTERESAR...

Webinar

Revistas Digitales

DealerWorld Digital

 

Registro:

Eventos:

 

Partnerzones