RRHH
Protección de datos
DPO

Se busca DPO

El director de protección de datos o Data Protection Officer (DPO) será, según Randstad, uno de los perfiles laborales más demandados en los próximos meses, debido tanto a la obligatoriedad de disponer de este rol en las organizaciones como al incremento de las reclamaciones.

empleo

La captación de perfiles relacionados con la protección de datos y en concreto el de Data Protection Officer (DPO) está en claro auge, según la empresa de recursos humanos Randstad, que espera que esta demanda se dispare aún más en los próximos meses.

El motivo de esta elevada demanda de estos perfiles es, por un lado, la obligatoriedad. Desde 2018, cuando entró en vigor el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), todas las empresas públicas, hospitales, bancos y grandes corporaciones, entre otras organizaciones, deben tener un DPO.

No obstante, por otro lado, la realidad es que las reclamaciones sobre protección de datos se están incrementando en los últimos años. “El comercio electrónico y la transición digital no sólo generan oportunidades, sino también riesgos que preocupan a las compañías”, apunta un comunicado de la compañía que recuerda que, según datos de la empresa de software de gestión Sage, el 61% de las empresas españolas temen ser sancionadas por la falta de cumplimiento de la normativa, unas multas que pueden suponer buena parte de la facturación de una compañía.

Como expone Jorge González, director de Randstad Technologies, “desde el 29 de junio solo se podrá realizar llamadas comerciales bajo consentimiento expreso del cliente y la Administración ha otorgado un año para la adaptación de las empresas a este nuevo marco regulador. Esto supone un nuevo reto y una prioridad para los DPO y evitar que las reclamaciones y potenciales sanciones sigan creciendo. El DPO debe liderar el proceso de adaptación de los CRM comerciales junto a los departamentos de tecnología. Además, impactará de forma directa en los modelos comerciales de las empresas donde la digitalización volverá a ser clave”.

De hecho, según la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD), en 2022 se registraron 15.128 reclamaciones, un 9% más que el año anterior y un 47% superior a 2020. Las reclamaciones más frecuentes son servicios de Internet (15%), videovigilancia (15%), recepción de publicidad -excepto spam- (13%), inserción indebida en ficheros de morosidad (8%) y reclamación de deudas (6%).

Por otro lado, y en cuanto a áreas con mayor importe de sanciones, se encuentran servicios de Internet (11,5 millones de euros), publicidad -excepto spam- (2,3 millones), asuntos laborales (2,2 millones), brechas de datos personales (821.800 euros), contratación fraudulenta (706.800 euros) y telecomunicaciones (632.000 euros)

 

¿Qué hace un DPO?

Este perfil se encarga de la supervisión y monitorización del cumplimiento de la normativa sobre protección de datos personales, de una manera independiente y confidencial. Se caracteriza por combinar formación tecnológica con un profundo conocimiento legal, además de dominar las características del sector donde lleva a cabo su actividad.

Randstad calcula que la remuneración media de estos perfiles asciende a los 50.000 euros anuales.

 



TE PUEDE INTERESAR...

Webinar ondemand

Accede a la cobertura de nuestros encuentros
 
Lee aquí nuestra revista digital de canal

DealerWorld Digital

 

Forma parte de nuestra comunidad
 
¿Interesado en nuestros foros? 

 

Whitepaper

Documento Pure Storage y Kyndryl INFRAESTRUCTURAS