Entrevista
Ciberseguridad
ENTREVISTAS
Startups
Emprendedores

"El volumen de negocio que se maneja en proyectos federales y que requieren herramientas como la nuestra es brutal"

Daniel García Morán, cofundador y vicepresidente de Ingeniería de Devo, cuenta cómo la startup, que cuenta con un millonario contrato con la Fuerza Aérea de Estados Unidos, se ha erigido como el único unicornio español de ciberseguridad.

Daniel García Morán, cofundador y vicepresidente de Ingeniería de Devo.
Play

Audio de la entrevista

 

Francisca Domínguez/ Imagen: Juan Márquez

“Pedro siempre nos decía 'esto algún día valdrá 100 millones' y fíjate al final, 2.000 millones”. Así es como Daniel García Morán rememora los primeros años de Devo allá por 2011, cuando Pedro Castillo, otros socios fundadores y él trabajaban desde un loft en Las Tablas, compraban su café en el supermercado de abajo y era muy difícil conseguir financiación. Doce años han pasado desde entonces y -no sin pasar algunas penurias- la premonición de Castillo se hizo realidad: hoy Devo cuenta con un millonario contrato con las Fuerzas Aérea de Estados Unidos y se posiciona como el único unicornio de ciberseguridad en España.

García Morán, hoy vicepresidente de Ingeniería y cofundador de Devo, comenta a CSO que “fueron unos comienzos duros, lo recuerdo con cariño pero con bastante sensación de mucho trabajo y frustración porque las cosas no salían, teníamos muchas ganas de que saliera bien”. El esfuerzo valió la pena, porque hoy la plataforma de análisis de datos en tiempo real en la nube ofrece una solución de referencia para las empresas en el ámbito de la seguridad, una plataforma que permite procesar grandes volúmenes de datos para identificar amenazas y vulnerabilidades.

Todas las empresas deberían preocuparse por la seguridad de sus datos y la propiedad intelectual de su negocio. Hemos visto que hay una necesidad muy grande de procesar grandes volúmenes de información, entonces una de las mejores formas de aprovechar nuestra plataforma fue volcándonos en casos de uso específicos de seguridad”, explica.

Tras un pedregoso comienzo en España, donde era muy difícil conseguir financiación en los albores de lo que después sería un robusto ecosistema digital y emprendedor, en 2014 los fundadores de Devo cruzaron el charco y llegaron a Estados Unidos, país que por esas fechas ya tenía una industria tecnológica mucho más desarrollada. Ahí es cuando entra el fondo de capital riesgo estadounidense Insight Partners, que hoy tiene el control de la mayor parte de la compañía. Fue gracias a una estrecha relación de uno de sus general managers con las Fuerzas Armadas de Estados Unidos que Devo logró hacerse con un contrato por 9,5 millones de dólares con las Fuerzas Aéreas. 

 

"Hay una necesidad de procesar grandes volúmenes de información, entonces una de las mejores formas de aprovechar nuestra plataforma fue volcándonos en casos de uso específicos de seguridad"

 

A raíz de este acuerdo, Devo lleva un año en el proceso de certificación para habilitarse para trabajar en la administración pública estadounidense. “Es una certificación muy dura porque nos obliga a implementar muchísimos requisitos de seguridad encima de nuestra plataforma, muchísimos controles, Llevamos un año en auditorías y es muy complejo, pero lo tenemos ya, está a punto de cerrarse y eso va a ser significativo, porque el volumen de negocio que se maneja en proyectos federales y que requieren herramientas como la nuestra, de almacenamiento y procesamiento seguro de datos, es brutal. Tenemos un nicho muy bueno. El hecho de estar ya en la Fuerza Aérea nos abre otras puertas”, destaca García Morán.

 

La IA, infaltable en los procesos de ciberseguridad

La inteligencia artificial (IA) ha surgido como una gran revolución tecnológica en los últimos meses gracias a la popularización de herramientas y chatbots como ChatGPT o Dall-e. Ninguna organización se quiere quedar fuera de esta tendencia y de los beneficios que esta tecnología puede aportar para el ámbito empresarial. Devo no es la excepción. 

En 2022, el unicornio español adquirió dos empresas relacionadas a la ciberseguridad. Una de ellas, Kognos (a la que han renombrado DeepTrace), usa inteligencia artificial como motor para su solución de Autonomous Threat Detection, que permite detectar de forma automática las amenazas de manera proactiva. “Queremos cambiar esta aproximación reactiva que se ha estado usando tradicionalmente en los SOC. Lo que nosotros hacemos con esta herramienta es tratar de anticiparnos a eso y de manera preliminar poder detectar cuándo puede haber alguna amenaza. De esa manera, aliviamos la carga de los analistas de seguridad del SOC e intentamos complementar su trabajo con este tipo de herramientas para facilitarles la vida y que se puedan centrar en las amenazas que son más críticas para el negocio”, explica el cofundador de Devo.

 

"Queremos cambiar esta aproximación reactiva que se ha estado usando tradicionalmente en los SOC"

 

El 2023 para Devo

“Este año creemos que será un gran año para nosotros e incluso podemos decir que hasta el mejor año”, sostiene García Morán. A su solución propia fueron añadiendo nuevas capacidades a lo largo de 2022 con las adquisiciones de Kognos y LogicHub, una startup especializada en orquestación, automatización y respuesta de la seguridad (SOAR) en la nube. Estos movimientos le valieron ser nombrados como empresa ‘Challenger’ dentro del Magic Quadrant de Gartner para la gestión de información y eventos de seguridad.

Éstas y otras novedades que Devo está introduciendo en su producto “nos van a hacer una solución mucho más robusta” capaz de competir con grandes tecnológicas que tienen un pie en el sector de la ciberseguridad, como Microsoft con SentinelOne o Google con Chronicle Security. “Nosotros intentamos ir un poco más allá de lo que van ellos, tenemos que intentar ir por delante, ellos tienen la ventaja de ser empresas grandes con muchos recursos, nosotros tenemos la ventaja de una propiedad intelectual que ha sido hecha aquí en España, es una cosa que hay que destacar”, afirma.

A pesar de que aproximadamente el 70% de su negocio está en Estados Unidos, Devo seguirá apostando a nivel comercial por España en 2023 “porque no solamente es donde hemos creado la empresa y donde el equipo core de desarrollo sigue estando, sino que porque algunos de nuestros clientes principales, que han sido precursores en el uso de nuestra tecnología, siguen aquí y siguen apostando por nosotros, como Telefónica o Caixabank. Ellos llevan desde el principio con nosotros y tienen intención de seguir trabajando, de seguir creciendo, de seguir ampliando negocio de la mano de nuestra tecnología”, detalla. Además, están en proceso de firmar nuevos e interesantes proyectos con empresas del Ibex 35. “La apuesta es seguir intentando penetrar más en este mercado”, puntualiza García Morán.



TE PUEDE INTERESAR...

Accede a la cobertura de nuestros encuentros
 
Lee aquí nuestra revista digital de canal

DealerWorld Digital

 

Forma parte de nuestra comunidad
 
¿Interesado en nuestros foros? 

 

Whitepaper