Biometría
ENTREVISTAS

"La regulación tiene que entender la biometría como elemento legal de confianza"

La española Veridas ha logrado que su sistema de reconocimiento de voz tenga una efectividad del 99%. Miguel Zarraluqui, head of voice biometrics de la compañía, explica los elementos de su tecnología y la importancia de la biometría en el nuevo paradigma digital.

Miguel Zarraluqui, Veridas
Miguel Zarraluqui, head of voice biometrics de Veridas.

La navarra Veridas, nacida en 2017 como una joint venture entre BBVA y das-Nano, ha logrado que su tecnología biométrica de voz sea capaz de detectar más del 99% de los casos de fraude de identidad que se producen a nivel virtual. De este modo, asegura su head of voice biometrics, Miguel Zarraluqui, en conversación con CSO, la solución, desarrollada al completo por equipos locales, permite identificar al usuario con solo tres segundos de voz. “En estos años ha habido un cambio de paradigma de la mano de la inteligencia artificial (IA), que nos ha permitido desarrollar una tecnología, antes anclada en modelos matemáticos, que reconoce la voz independientemente de lo que tú digas o del idioma que hables”, explica. “El cambio está en que lo importante es cómo hablas y no lo que dices. Hasta ahora, la experiencia de usuario era un poco pobre y sin precisión”, asegura en referencia a la lucha que lidera la compañía contra el fraude telefónico, que tras la llegada de la crisis de la COVID-19 vuelve a estar en auge. 

Por ejemplo, dice el directivo, es muy fácil robar un documento de identidad y cometer una estafa, “pero la voz no te la pueden quitar. Todo el mundo ha tenido la tentación de hacer alguna gestión de un familiar porque conoce sus datos, pero, insisto, la voz no se la puedes dejar a nadie”.  Y, ahora, con la pandemia, dice, no todo el mundo puede ir a hacer transacciones a las oficinas. Su herramienta se dirige principalmente al sector de contact center, el cual, según Zarraluqui, se beneficia de un ahorro substancial de tiempo en cuestionarios de identificación, mejora la experiencia de usuario y, por supuesto, se basa en la seguridad. “Las mejoras que ve un director de sistemas son inmediatas”.

La tecnología de Veridas está certificada, entre otras instituciones, por el NIST (National Institute of Standards and Technology),  una organización independiente que no tiene ningún tipo de “cortapisa” económica. “Nuestra actividad depende de que seamos fiables y seguros, y por ello pasamos todas las certificaciones posibles”, asevera.

 

Proteger la identidad para ganar confianza

Los otros dos pilares del negocio de la compañía española pasan por el reconocimiento facial y la validación de documentos a través de capturas. De hecho, en este primer segmento, Veridas fue la tecnología que permitió a BBVA ofrecer a los usuarios la apertura de cuentas bancarias mediante el denominado selfie. Y, en lo que respecta a la validación, tiene una cobertura en más de 100 países en los que trabaja con documentos como DNI o pasaportes. Todo este conjunto de actividades, explica Zarraluqui, “nacen porque  vimos que el eslabón más débil de la cadena de la transformación digital es la identidad. La confianza digital está un poco dañada, y la certeza de la biometría nos permite devolverla”. En este sentido, Veridas también declara la guerra a las tradicionales contraseñas y apuesta por un futuro sin ellas, basado en lo que una persona es, y no en lo que sabe o lo que tiene.

Asimismo, la organización también tiene el objetivo de influir en la sociedad con buenos hábitos de seguridad. Es más, su CEO, Eduardo Azanza, forma parte del grupo de expertos que lideran la regulación de la tecnología biométrica en España y ha participado en la Ponencia de estudio sobre la adopción de una regulación de las nuevas realidades tecnológicas, disruptivas y sociales, enmarcada en la Comisión de Asuntos Económicos y Transformación Digital en el Senado. “Tenemos la misión de cambiar la sociedad”, expresa Zarraluqui. “En su momento, España fue líder en regulación y ahora quiere volver a serlo; y es importante que las leyes entiendan la biometría como elemento legal de confianza y firma. A pesar de ser humildes, estamos muy presentes en la redacción de las leyes”.

Sobre los futuros proyectos de la compañía, el directivo asegura que a medio plazo buscan la continua mejora de su rendimiento. “Nuestro esfuerzo se basa en esto y en estar presentes en todas las plataformas de contact center del sector”, concluye.

 


TE PUEDE INTERESAR...

Revista Digital

Revista Digital CSO julio/agosto 2021

Portada CSO 61 TENDENCIAS

Contenido Destacado

Webinar Ondemand

Cybersecurity Evolved

Partnerzones IDG
Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Ya disponible en IDG Research: