TENDENCIAS | Noticias | 22 MAY 2019

El TC prohíbe a los partidos que recopilen datos sobre las opiniones políticas de la ciudadanía

De este modo, se pone freno al llamado 'Cambridge Analytica' español y las formaciones no podrán mandar propaganda personalizada a tenor de las opiniones que dejan los ciudadanos en Internet.
Tribunal Constitucional
M. Moreno

El Tribunal Constitucional (TC) ha prohibido que los partidos políticos recopilen datos sobre las opiniones políticas de los ciudadanos. Y lo ha hecho por unanimidad. Así, el Pleno ha declarado inconstitucional la Disposición Final Tercera de la Ley Orgánica de Protección de Datos (LOPD). Ésta añadía el artículo 58 bis a la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (LOREG) por el cual las formaciones políticas podían recopilar informaciones personales de los ciudadanos vinculadas a las opiniones políticas que dejaban en Internet y redes sociales a fin de establecer censos para, llegado el caso, mandar propaganda personalizada.

Fue un grupo de prestigiosos juristas, encabezados por Borja Adsuara y José Luis Piñar, los que solicitaron al Defensor del Pueblo que presentara recurso de inconstitucionalidad contra el artículo; una acción que fue inmediatamente apoyada por la  Asociación de Profesionales de Ciberseguridad y Privacidad (Isaca Madrid).

Esto se llevó a cabo el pasado 5 de marzo. El TC lo admitió a trámite, gesto que el propio Adsuara valoró para CSO España, como una pequeña victoria. “Es un toque de atención. Este hecho simple ya supone un toque de atención para que los partidos tengan más cuidado”, expresaba.

En cualquier caso, este grupo ha conseguido su fin último, que se tumbe el artículo, ya que argumentaba que iba contra el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR, de sus siglas inglesas), que en este mes de mayo cumple un año desde su entrada en vigor, y contra la propia Ley española.

 

Freno al ‘Cambridge Analytica’ español

La decisión que tomó el Senado, levantó al instante ampollas en toda la sociedad. Sobre todo cuando el rumbo que parece que se está tomando en el Viejo Continente se encauza hacia la protección de datos personales so pena de las cuantiosas sanciones económicas como la que contempla GDPR del 4% de la facturación anual para aquellos entes que incumpla con el Reglamento.

El propio Adsuara aseguraba que el artículo justificaba actuaciones como la de Cambridge Analytica, la consultora británica que obtuvo datos de más de 50 millones de datos de usuarios de Facebook y los utilizó para influenciar campañas políticas como el Brexit y las elecciones presidenciales de Estados Unidos en 2016. “No hablamos de que recibas un correo de spam pidiendo tu voto”, observaba. “Lo que pueden hacer es bombardearte con fake news donde más te duele. Saben lo que te interesa y lo que odias, y eso nos parece muy peligroso”.



Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios