TENDENCIAS | Noticias | 18 JUN 2020

Forcepoint y Telefónica se alían para ofrecer SASE

Los expertos de Forcepoint contaron los enfoques del modelo, que permitirá a las organizaciones disponer de las capacidades de red y seguridad asociada.
seguridad, ordenador, internet
Créditos: iBrave / Getty Images
Carlos Palao

La ciberseguridad lleva tiempo siendo un factor diferencial en muchas organizaciones. La transformación digital es un proceso en el que los datos han cobrado especial relevancia y, por ello, surge una necesidad de tenerlos a buen recaudo, protegidos.

Esta casuística se ha visto acrecentada debido a COVID. Las empresas se han visto obligadas a operar en entornos móviles, los cuales han provocado que el perímetro se haya diluido enormemente, favoreciendo las amenazas y las brechas. Además, el teletrabajo estaba instaurado en muchas empresas de forma ínfima y puntual y ahora se ha convertido en algo masivo y que, seguramente, se implante a largo plazo. Por todo ello, la seguridad ha tomado aún más relevancia.

Telefónica y la empresa de ciberseguridad Forcepoint se han aliado para valorar el modelo SASE (Security Access Service Edge) y, en un futuro próximo, aportar nuevos servicios relacionados. Mientras que anteriormente se manejaba el modelo UTM (Unified Threat Management o Gestión unificada de amenazas) en el que había una aplicación con diferentes funcionalidades, el modelo SASE lleva estas funcionalidades a una plataforma convergente en el cloud. En lugar una única caja con diferentes soluciones, en una oficina o a un usuario, migrar los servicios  a la nube y provisionarlos desde la propia nube.

"El mercado SASE va a crecer mucho en los próximos tiempos"

Con esta situación de teletrabajo, hay que conseguir que el empleado pueda acceder a las herramientas en nube y que, tanto él, como la información sensible y la información sujeta a regulación, estén asegurados. Para ello, desde su propia plataforma cloud aportan funciones de detección de amenazas avanzadas, RBI (Remote Browser Isolation), verificación de acceso de usuario con técnicas de Zero Trust Network Access (ZTNA).

Forcepoint, además, analiza el comportamiento diario del usuario a través de las herramientas que emplean y cómo las emplea. Esto se valora con un sistema de puntuación y, tras ello, se podrán tomar decisiones y aplicar políticas a las funcionalidades en el Edge protection y en el Data protection, cambiando políticas de seguridad estáticas a dinámicas en base al usuario y a la criticidad del dato.

También habló Matt Moynahan, CEO de la compañía. El directivo expresó que “el edge es mucho más personal y humano, el edge está donde la gente esté trabajando” y, por tanto, “las personas tienen relevancia ahora más que antes”. También añadió su opinión acerca del modelo SASE: “El mercado SASE va a crecer mucho en los próximos tiempos. Facilitará un modelo fácil y personalizable para las pyme. Aportará mucha flexibilidad”.

Una oportunidad, no un reto

Durante el encuentro virtual, también participaron Juan Francisco Losa, CTSO de BBVA, Andrés Peral, IT security director en Mapfre, Daniel Zapico, CISO de Globalia y José Luis Domínguez, VP de Elevenpaths. Estos comentaron sus impresiones acerca de la ciberseguridad así como algunos de sus problemáticas para adaptarse al teletrabajo masivo y retos de cara al futuro.

Losa explicó que la adaptación a la pandemia ha supuesto un avance: “Ha afectado a nuestra estrategia reforzándola. Ha confirmado por dónde íbamos. El año pasado conseguíamos más de la mitad de ventas por canales digitales e intentábamos tener nuestra asistencia de manera no presencial, en remoto. Esta estrategia de Do it yourself se ha visto reforzada a unos niveles casi del 100%”.

Andrés Peral confesó que, pese a estar tecnológicamente preparados en gran medida, no habían esperado nada como COVID: “Nadie estaba 100% preparado para esto. Nosotros llevábamos mucho tiempo trabajando en nuestra de trabajo remoto estrategia para la continuidad del negocio, pero es que no solo ha sido en una zona geográfica, sino en todo el mundo. Ha sido un escenario tan masivo que nadie lo esperaba. Hemos sido capaces de ponerles en situación de teletrabajo en un tiempo record”. Cuenta que su principal objetivo fue “que el colectivo de empleados pudiera estar seguro y prestar el servicio a los clientes”.

Daniel Zapico confirmó la idea. La movilidad era un objetivo prolongado en el tiempo: “Esto acelera a marchas forzadas proyectos pensados a largo plazo. Ya estábamos ahí, la pandemia lo ha reforzado: más rápido y cuanto antes”. También señaló la relevancia del momento histórico en el que nos encontramos: “Más que un reto, es una oportunidad increíble. Es una gran oportunidad para cambiar la forma de trabajar. Que la gente pueda desde casa se generaliza más, que casi todo el mundo puede.”

 



TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios