TENDENCIAS | Noticias | 29 OCT 2020

"Los códigos QR pueden ser un gran peligro si el dispositivo móvil no está securizado"

La herramienta se ha popularizado tanto que hasta el 44% de los españoles vería factible votar en unas elecciones mediante su uso.
Códigos QR uñas
Redacción

 

Los códigos QR se han convertido en el estandarte de la comodidad a la hora de hacer gestiones cotidianas para una nueva normalidad “en la que nada se puede tocar”. No obstante, su uso antes de la crisis de la COVID-19 ya era popular. En todo el globo, el 84% de los usuarios ya lo había utilizado alguna vez, y un tercio de estos lo ha hecho en restaurantes. En España, la estadística aumenta notablemente. Mientras que el 90% de los ciudadanos ha probado este código al menos una vez, el 76,9% lo ha hecho en la hostelería

Sin embargo, esta herramienta tan sencilla conlleva y que se está popularizando cada vez más -el 73% de los ciudadanos estiman que en el futuro la usarán para realizar pagos-, conlleva muchos riesgos de ciberseguridad asociados. Tal y como ha contado Daniel González, senior key account manager de MobileIron, ante la prensa, aunque la percepción general sea que los códigos QR prácticamente solo se utilizan para abrir páginas web, hay otros 11 usos, y en muchos está la trampa, como revelar ubicaciones, añadir una red WiFi, descargar un documento o incluso iniciar una llamada. “Si no están securizadas, cualquiera de estas utilidades se puede utilizar para espiar, robar información o escuchar conversaciones”.

Al mismo tiempo, y con el fenómeno del teletrabajo, muchos empleados utilizan sus propios dispositivos personales para interactuar con servicios en la nube y dar continuidad a su labor profesional independientemente del lugar en que se encuentren, aunque también lo utilizan para escanear estos códigos QR. Esto puede suponer un problema si tenemos en cuenta que, según datos internos de la compañía, el 71% de las personas no puede distinguir entre los códigos maliciosos de los que no lo son.

Para González, no podemos dejar en manos del usuario su criterio para saber si el QR es bueno o malo. Por ello, argumenta, las empresas y organismos necesitan securizar todos los dispositivos móviles. La solución MTD (Mobile Threat Detection) de la organización detecta automáticamente si uno de estos códigos es malicioso. “La importancia de securizar estos entornos se hace cada vez más patente, más si tenemos en cuenta que el 44% de los ciudadanos españoles vería con buenos ojos llegar a votar en unas elecciones mediante un código QR”.

 


TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios