EMPRESAS | Noticias | 22 ENE 2019

Apple, Amazon, Netflix y Spotify, también en el radar de GDPR

El grupo pro privacidad noyb, que ya ha conseguido la primera multa para Google, ha interpuesto quejas formales contra estas compañías por no ser transparentes con los datos de los usuarios.
europa privacidad gdpr
Redacción

 

Tras hacerse efectiva la primera multa a un gigante de la economía digital, en este caso Google, por incumplir los designios del Reglameno General de Protección de Datos (GDPR, de sus siglas inglesas), otras grandes multinacionales se pueden enfrentar al mismo porvenir. De hecho, ha sido el grupo pro derechos de privacidad noyb, el mismo que denunció al buscador, quien quiere sentar en la acusación a Amazon, Apple, Netflix y Spotify por no facilitar a los usuarios una copia de sus datos personales, algo que contempla la normativa europea.

Según la BBC, si estas quejas formales prosperan podrían sucederse las multas, que según el Reglamento podrían ascender al 4% de la facturación anual de estas empresas. Lo cierto es que cuando GDPR entró en vigor en mayo del año pasado, varias de estas compañías realizaron cambios en sus políticas para que los clientes pudieran descargar su información personal. Sin embargo, noyb cree que estos esfuerzos no han sido suficientes para cumplir con la ley.  Y es que, varios de los miembros de la asociación pidieron una copia de sus datos a varios servicios online de transmisión y encontraron que algunos de estos eran inteligibles para los usuarios. La normativa dice explícitamente que estos datos tienen que ser fáciles de entender por los usuarios.

Tal y como explican desde noyb, solo Netflix proporcionó esta información de forma clara pero no añadía más datos adicionales y tardó cerca de un mes en responder a la petición. Otros servicios como Soundcloud ni siquiera respondieron a las peticiones. “En la mayoría de los casos, los usuarios solo obtuvieron los datos en bruto, pero no aportaron información sobre con qué terceros se compartieron”, asegura Max Schrems, director de noyb, en unas declaraciones recogidas por la publicación. “Esto conduce a violaciones estructurales de los derechos de los usuarios, ya que estos sistemas están diseñados para retener la información relevante”.



TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios