privacidad
Analítica de datos
Meta

Juez y parte: Meta subcontrató el raspado de datos de otras web mientras condenaba la práctica

Una denuncia pública de la compañía de Mark Zuckerberg ha sido la que ha sacado a la luz el vínculo entre Meta y Bright Data, una firma especializada en servicios de ‘scraping’ de redes de la competencia.

Meta

La integridad y la moralidad son dos de los grandes preceptos que abanderan un sinfín de compañías a lo largo y ancho del mundo con el fin de respaldar una filosofía y know-how que redunde en la confianza de sus usuarios o clientes. Sin embargo, a menudo, son estas propias corporaciones las que terminan incurriendo en prácticas poco éticas o lejanas al discurso que ofrecen. Así es como terminan siendo juez y parte -del conflicto-. Este es precisamente el caso de Meta, matriz del conglomerado de Facebook, WhatsApp e Instagram, que habría pagado durante años a la empresa de raspado de datos Bright Data a cambio de sus servicios. Todo ello mientras condenaba públicamente esta práctica y demandaba a otras empresas que extraían datos de sus propias plataformas y redes sociales.

 

¿Qué es el raspado web?

El raspado web o scraping, por su término en inglés, es una técnica que emplea programas de software para extraer información de sitios web simulando, generalmente, la navegación de un humano en Internet. Esta actividad puede ser o no autorizada, por lo que puede conllevar un riesgo para la privacidad de los usuarios en aquellos casos en los que se recopila información personal. Así, mientras Facebook protestaba indignada contra todo aquel que intentaba manejar información generada en las fronteras de su dominio, subcontrataba los servicios de terceros para tratar de recopilar datos de otras redes de la competencia como TikTok.

 

Hasta los tribunales

Tal era la guerra abierta de Facebook contra las compañías que llevaban a cabo esta práctica que le llevó hasta los tribunales. De hecho, el pasado mes de enero, Meta, fiel a su denuncia pública contra esta actividad –así lo detalló en su propio website anunciando medidas para combatir el raspado-, avanzó que emprendía acciones legales en Estados Unidos contra Voyager Labs por rastrear y extraer datos de 600.000 usuarios de sus plataformas. "Esta industria recopila de forma encubierta información que la gente comparte con su comunidad, familia y amigos, sin supervisión ni responsabilidad, y de una forma que puede implicar los derechos civiles de las personas. [...] Meta seguirá tomando medidas contra este tipo de entidades", rezaba el comunicado de la compañía.

 

El cazador, cazado

En este marco, según los documentos legales a los que ha tenido acceso Bloomberg, Meta firmó contratos “durante años” con Bright Data a cambio de servicios como el raspado de información de perfil. De igual forma, asegura el citado medio, también obtenía información de los ‘me gusta’, los seguidores, publicaciones y comentarios de las redes sociales TikTok y Twitter, además de sitios de comercio electrónico como Amazon, eBay y Walmart. Los documentos legales referidos pertenecen a una demanda que Meta interpuso contra la propia compañía Bright Data por recopilar información de Facebook e Instagram y venderla posteriormente. Así, a través de la correspondencia de correo electrónico de ambas empresas se ha podido confirmar que Meta también contrató sus servicios, incide Bloomberg.

Por su parte, el portavoz de Meta, Andy Stone, confirmó en una entrevista con Bloomberg que el gigante de las redes sociales sí que había pagado a Bright Data, pero únicamente para "extraer datos de sitios de comercio electrónico". Sin embargo, no ofreció información sobre qué sitios escogió. Además, según Stone, también contrataron los servicios de Bright Data para encontrar "sitios web dañinos" y "operaciones de phishing". No obstante, el portavoz subrayó que Meta no utilizó Bright Data para raspar sitios web de empresas rivales. Asimismo, insistió en que la recopilación de datos de los sitios web "puede servir a la integridad legítima y a fines comerciales, si se realiza de manera legal y de acuerdo con los términos de esos sitios web". En este sentido, tras conocer que Bright Data estaba violando los términos de Meta al recabar datos de Facebook e Instagram, la compañía estadounidense cesó los contratos con dicha empresa.



TE PUEDE INTERESAR...

Webinar ondemand

Accede a la cobertura de nuestros encuentros
 
Lee aquí nuestra revista digital de canal

DealerWorld Digital

 

Forma parte de nuestra comunidad
 
¿Interesado en nuestros foros? 

 

Whitepaper

Documento Pure Storage y Kyndryl INFRAESTRUCTURAS