Ciberseguridad

Los ingresos de Palo Alto repuntan un 25% durante su segundo trimestre fiscal

"La protección del 'endpoint' es ahora una prioridad para las compañías", asegura Tonuy Hadzima, country manager de la compañía para España y Portugal.

Tony Hadzima, Palo Alto Networks
Tony Hadzima, country manager de Palo Alto Networks para España y Portugal.

 

Los ingresos de Palo Alto Networks a nivel global se han multiplicado un 25% durante su segundo trimestre fiscal del año, alcanzando los 1.000 millones de dólares, frente a los 816 millones del mismo período del año pasado. Esto confirma, según la propia compañía, la importancia actual de la ciberseguridad como eje estratégico de la transformación digital de las empresas, basada, tras la pandemia de la COVID-19, en la generalización del teletrabajo y las soluciones en la nube. Asimismo, confirma Tony Hadzima, country manager de la firma para España y Portugal que –y a pesar de no ofrecer datos locales– la estrategia de la compañía, focalizada en las soluciones SASE (Secure Access Service Edge), cloud e inteligencia artificial (IA), es el garante principal del crecimiento de Palo Alto.

“Durante estos últimos meses, aunque ya la tendencia era clara, se ha experimentado una fuerte demanda de soluciones de todo lo que tiene que ver con la protección del endpoint, como la gestión de accesos”, expresa. Todo ello revestido de la filosofía zero trust (confianza cero) a fin de tratar a cada dispositivo, empleado y proceso como si de un extraño se tratara para evitar posibles intrusiones en los sistemas de TI.

Por otra parte, Hadzima está convencido de que los productos de ciberseguridad han de ser simples en la gestión, y que otorguen visibilidad y automatización. Este último apartado, el de la automatización, se está volviendo clave a la hora de paliar la brecha de talento en el sector que hay en todo el mundo. Se estima que actualmente hay tres millones de empleos sin cubrir en relación con la ciberseguridad. 

Asimismo, el reciente panorama de ciberataques, alguno tan mediático como el de SolarWinds o el del oleoducto Colonial Pipeline en Estados Unidos, está creando una oleada de concienciación por parte de todo tipo y tamaño de compañías que, durante los primeros meses de confinamiento dieron prioridad a la continuidad de la operativa de sus negocios por encima de la seguridad, pero que ahora buscan estrategias transversales de protección. Por ello, desde Palo Alto Networks estiman un crecimiento cercano, de nuevo, al 25%, para su siguiente trimestre fiscal.



TE PUEDE INTERESAR...

Revista Digital

Contenido Destacado

Próximo Webinar

Partnerzones IDG

Cybersecurity Evolved

Registro IDG España:

Eventos IDG:

 

Especiales IDG:


Revistas Digitales IDG

ComputerWorld Digital

CSO España Digital

DealerWorld Digital

IDG Research

 

Ya disponible en IDG Research: