ENTREVISTAS | Noticias | 30 OCT 2020

"Telefónica Tech Ventures es una ventana a la innovación y a la captación de tendencias en ciberseguridad"

Guenia Gawendo, directora de Telefónica Tech Ventures, analiza el ecosistema emprendedor dentro de este nuevo vehículo inversor de la operadora especializado en 'startups' de ciberseguridad.
Guenia Gawendo, directora de Telefónica Tech Ventures
Guenia Gawendo, directora de Telefónica Tech Ventures.
M. Moreno

 

Tras la prolífica actividad de inversión de Telefónica Tech, y de su brazo de inversión Telefónica Innovation Ventures, en compañías de ciberseguridad como Nozomi Networks o Govertis, la semana pasada nacía Telefónica Tech Ventures para focalizar las participaciones en el emprendimiento de esta industria. Cogestionado por ElevenPaths y la propia Telefónica Innovation Ventures, este vehículo surge ya con nueve startups en su porfolio, que se ampliarán a cerca de 30 en los próximos dos años, y con el objetivo de abrir la participación a inversores externos en el futuro. Hablamos con su directora, Guenia Gawendo, también directora de Telefónica Innovation Ventures (TIV), el Venture Capital corporativo de la operadora.

¿Cuáles son los objetivos y la génesis de Telefónica Tech ventures, vehículo de inversión en startups de ciberseguridad?

Telefónica ya era muy activa en la inversión de startups de ciberseguridad. Hasta el momento teníamos dos ejes de participación separados: Wayra y Telefónica Innovation Ventures (TIV), con relaciones más maduras y estratégicas en las que ya había una relación establecida y profunda con las empresas. El sector de la ciberseguridad está experimentando un crecimiento muy fuerte y, concretamente, la industria del emprendimiento ha salido fortalecida con la crisis de la COVID-19. En 2020, las inversiones en startups de nicho han crecido un 20%. A esto se le suma que hablamos de que la ciberseguridad es una prioridad para Telefónica Tech, junto con Eleven Paths y este nuevo spin off. Creemos que es el momento adecuado para fortalecer nuestra posición en este ecosistema. Hemos decidido unificar las tesis de inversión y nuestro porfolio (poner las inversiones de Wayra y Telefónica Innovation Ventures bajo una única gestión) y acercarnos aún más a ElevenPaths. De ahí nace Telefónica Tech Ventures, que está cogestionado entre TIV y ElevenPaths para aunar nuestro conocimiento en el ámbito de la ciberseguridad con el de la inversión. Nos apoyamos en las capacidades técnicas de ElevenPaths para evaluar a las compañías, escalarlas y ayudarlas a crecer. Con esto, creemos que tenemos una estrategia ganadora en el mercado. 

 

¿La idea es, además de reforzar el porfolio y el talento de Telefónica, ayudar a las startups en su crecimiento e internacionalización? Uno de los principales problemas de los proyectos españoles es pegar el salto fuera de nuestras fronteras.

Sí, aunque no solo invertimos en empresas españolas, sino en otros lugares clave como Israel o California, o europeas, como es el caso de Nozomi Networks. Pero, efectivamente, nuestro objetivo es ayudar también a las compañías españolas a dar el salto internacional con un apoyo comercial fuerte. Desde Ventures tenemos una red de fondos de inversión global muy potente. De hecho, de las nueve startups con las que hemos comenzado dos son locales y han llegado a Estados Unidos, 4iQ y Devo. Además, Nozomi Networks, que es suiza, ha podido pegar también el salto, con los apoyos adecuados, hasta llegar a convertirse en un jugador muy importante a nivel global.

 

La estrategia pasa por invertir en 15 startups más en los próximos dos años. ¿Cómo es el proceso de selección? ¿Cuál es el presupuesto de este vehículo para participar en ellas?

No podemos poner puertas al campo, las startups han de abrirse paso y las iniciativas llegan con naturalidad. Estamos creando un camino único por el que ElevenPaths evalúa su potencial y toma una decisión rápida. Una de las ventajas de TTV es tener a ElevenPaths, que puede hacer estas pruebas técnicas. Hemos partido de nueve compañías y queremos tener un porfolio completo de entre 20 y 30 de aquí a los próximos dos, tres años. Los cheques de inversión serán muy variados, desde los 100.000 euros hasta los seis millones, de acuerdo a las posibilidades que se nos presenten. Hablar de presupuestos es algo un poco aventurado, irán variando y lo veremos en los próximos años. También queremos seguir reforzando las compañías que tenemos en porfolio.

 

Tecnológicamente hablando, a la hora de seleccionar compañías mencionáis tecnologías como la nube o la inteligencia artificial. Sin embargo, el panorama de la ciberseguridad evoluciona casi a cada día como hemos visto durante la crisis del coronavirus.

Nosotros marcamos como áreas iniciales la inteligencia de amenazas, protección de activos digitales, identidad, nube… Son las áreas que requieren más esfuerzos para los procesos de transformación digital de las compañías. El mercado es cambiante y pueden surgir grandes novedades, pero, repito, contamos con la capacidad de ElevenPaths para captar estas tendencias. Al adentrarnos en estos ecosistemas entramos de lleno en el mundo de la innovación y podemos detectar estrategias que no habíamos visto antes. Este es uno de los grandes beneficios de la iniciativa, aparte de integrar tecnología concreta y completar nuestro porfolio. Cuando hablas con un emprendedor puedes prever tendencias para los próximos años.

 

"Es el momento adecuado para fortalecer nuestra posición en el ecosistema de la ciberseguridad"

 

Antes mencionaba que el ecosistema emprendedor ha salido fortalecido de esta crisis. Sin embargo, ¿no hay incertidumbre tanto por parte de los nuevos emprendedores como de los fondos de inversión?

En general, hemos vivido un momento de parón cuando explotó la crisis. Los inversores dejaron de buscar nuevas iniciativas y se dedicaron a proteger a las empresas de su porfolio. Pero en las áreas que tocamos nosotros, redes, nube, IoT o ciberseguridad, se ha experimentado crecimiento gracias a la aceleración de los procesos de digitalización en los últimos meses. Las inversiones están empezando a volver. El tercer trimestre nos está devolviendo a la normalidad. Los fondos de inversión se han tenido que acostumbrar a una nueva forma de trabajar. El contacto con el emprendedor siempre ha sido muy importante, y ahora se hace online. Poco a poco, y como hemos visto que la crisis sanitaria va para largo, el sector se está adaptando a una nueva forma de trabajar. Se está despegando y eso lo dicen los números. Aunque sí que es cierto que hay menos fondos de inversión nuevos, son los mismos los que están consiguiendo levantar dinero. 

 

Las inversiones se centrarán en los mercados estratégicos de Telefónica (España, Brasil, Alemania, Reino Unido, Estados Unidos e Israel). ¿Cuál es la madurez del ecosistema emprendedor local en comparación con estas geografías?

El país cuenta con empresas muy interesantes y profesionales muy preparados. Lógicamente, si lo comparamos con Silicon Valley o Israel, el ecosistema está menos desarrollado. Sucede algo parecido respecto al resto de geografías, aunque a menos niveles. España es un mercado muy fragmentado, las startups crecen y se transforman en pymes tecnológicas, con un tamaño suficiente como para mantenerse en este mercado con rentabilidad, pero no para crear un verdadero líder. Para ello tienen que dar el salto a Europa o Estados Unidos y convertirse en empresas globales. En este punto fallamos todavía, vemos capacidades para hacerlo pero queda trabajo por hacer. Es el área a reforzar. Hay muchos fondos europeos que quieren invertir en organizaciones españolas, pero estamos en etapas iniciales. En Israel, todos los emprendedores lanzan sus empresas sabiendo que su futuro es la internacionalización. Tienen esta mentalidad. 


En España, también hay una fuga de talento bastante preocupante, lo que puede generar que muchas empresas no nazcan en el país.

La idea es apoyar el talento para crear líderes globales, pero para ello el talento tiene que crecer aquí. No queremos que se vayan a otras empresas extranjeras, sino que crezcan aquí y se conviertan en referencia. 

 

¿Qué importancia tienen los brazos inversores dentro de la estrategia de Telefónica Tech?

Son una ventana a la innovación, ayudan a complementar su línea de productos y generan tratos para posibles adquisiciones, como Govertis, una compañía que estaba participada por Wayra y que terminó siendo adquirida por Telefónica Tech. Es parte de su apuesta estratégica. 

 

Dentro del ecosistema emprendedor, hay una patente brecha de género. ¿Como apoya Telefónica al emprendimiento femenino?

Ya tenemos algunas empresas que ya tienen CEO mujeres. Cada vez vemos más ejemplos, pero sí es verdad que hay menos talento de base en las universidades, pero se ha comprobado que cuando hay más inversoras hay más probabilidad de que las directivas consigan levantar fondos. Nosotras tenemos más sensibilidad a la diversidad y al liderazgo. Por lo general, somos más realistas y proyectamos planes que se van a cumplir. Tenemos muchas iniciativas para su apoyo. Espero que se cierre cada vez más esa brecha en el futuro. 


 



TE PUEDE INTERESAR...

Comentar
Para comentar, es necesario iniciar sesión
Se muestran 0 comentarios