privacidad
GDPR
Protección de datos
Meta

Un grupo de medios españoles demanda a Meta por incumplir el GDPR en su negocio publicitario

Más de 80 cabeceras reunidas en la Asociación de Medios Informativos (AMI) exigen a la compañía de Mark Zuckerberg 550 millones de euros en compensación por la caída en la inversión publicitaria en el negocio editorial.

Meta

Meta es nuevamente objeto de acciones legales. Esta vez, el sector editorial de prensa español, reunidos en la Asociación de Medios Informativos (AMI), ha anunciado una demanda en contra de la matriz de Facebook e Instagram por vulnerar el Reglamento General de Protección de Datos (GDPR) en su negocio publicitario, y exigen 550 millones de euros a la tecnológica como compensación por la caída en sus ingresos por anuncios desde 2018 por esta competencia desleal.

La asociación, que reúne a 26 grupos editoriales y 87 cabeceras –entre los que se encuentran los principales periódicos españoles como El País, El Mundo, Abc y La Vanguardia-, presentaron la demanda ante los juzgados de lo Mercantil de Madrid, denunciado un incumplimiento “masivo” y “sistemático” de la normativa europea de protección de datos entre mayo de 2018 y julio de 2023 en su negocio de anuncios personalizados. Esto, acusan los denunciantes, le ha dado a Meta una ventaja clave para atraer inversión publicitaria, en desmedro de los medios informativos. La AMI calcula el perjuicio en 550 millones de euros que los periódicos dejaron de ganar en inversión publicitaria en ese período y asegura que estas prácticas han puesto en peligro la sostenibilidad del sector.

Según los demandantes, Meta ha incumplido el GDPR, en vigor desde 2018, al no ser transparente en la solicitud de consentimiento que se hace a sus usuarios para el uso de sus datos personales para la creación de anuncios personalizados, lo que haría ilegítimos sus ingresos por publicidad segmentada.

En los últimos años, Meta ha estado en la mira de los reguladores por incumplimientos a la normativa de protección de datos europea. Una de las muchas denuncias que se han hecho en contra de la compañía de Mark Zuckerberg resultó, en enero de este año, en una multa de casi 400 millones de euros por el tratamiento ilegal que hacía de los datos de sus usuarios para los anuncios personalizados. 

Esta decisión derivó en que la tecnológica adoptara un sistema de ‘paga o acepta’, en el que los usuarios deben pagar una suscripción de entre 10 y 13 euros al mes para que sus datos no sean utilizados. Esta nueva medida ya ha sido puesta en duda por el grupo de derechos digitales Noyb, encabezado por el activista Max Schrems, que ha denunciado a Meta por esta práctica ante la autoridad de protección de datos de Austria.



TE PUEDE INTERESAR...

Webinars

Accede a la cobertura de nuestros encuentros
 
Lee aquí nuestra revista digital de canal

DealerWorld Digital

 

Forma parte de nuestra comunidad
 
¿Interesado en nuestros foros? 

 

Whitepaper